Albisu marca su territorio

Albisu mandó en su parcela y abrió huecos a Olaizola II a lo largo de todo el choque./josé usoz
Albisu mandó en su parcela y abrió huecos a Olaizola II a lo largo de todo el choque. / josé usoz

El zaguero de Ataun ratifica su buen momento y conduce a Olaizola II a la final del Torneo Ciudad de San Sebastián

JUAN PABLO MARTÍN

Hasta el pasado Campeonato de Parejas era complicado verles jugar del mismo color salvo en partidos sin trascendencia porque eran dos de los mejores pelotaris de Baiko y no valía cualquier rival para plantarles cara. El pasado mes de noviembre, sin embargo, su empresa decidió que esta vez jugarían juntos porque Olaizola II llevaba muchos años dando ventajas y el tiempo pesa. La lesión del delantero de Goizueta rompió la combinación que no volvió encontrarse hasta principios de verano. El navarro y Albisu jugaron en San Fermín pero cayeron a las primeras de cambio porque ambos no atravesaban su mejor momento. Repitieron en Zarautz y tampoco pasaron de las semifinales, pero el martes por la noche en el Atano III de San Sebastián consiguieron mostrar la versión por todos esperada y, tras dejar en la estacada a Altuna III y Rezusta, el sábado volverán para disputar el choque cumbre.

Era cuestión de tiempo que el zaguero de Ataun volviera a ser ese pelotari capaz de marcar las diferencias. Olvidados sus problemas de manos, llevaba siete partidos dando síntomas de mejoría. En Bilbao se llevó el torneo en compañía de Laso, y el guipuzcoano sigue en ascenso. En el Atano III marcó definitivamente su territorio. Fue el encargado de conducir a Olaizola II hacía su primera final en un torneo de verano.

A pesar de que emitió algún síntoma de inestabilidad que no es raro en sus partidos, Albisu siguió firme porque cuenta cada vez con más confianza. A pesar de que tenía a un rival como Rezusta en los cuadros largos y que a lo largo de la época estival no se le había dado bien, el de Baiko Pilota estuvo cómodo y abrió los huecos necesarios a su compañero para que el choque discurriera por donde querían.

Y Olaizola II con pelota franca es todavía uno de los rivales más temibles. Pero no tuvieron prisa. Supieron gestionar los tiempos y sufrir cuando hizo falta porque sus rivales son de los que tampoco se dan por vencidos.

Pero Altuna III no tuvo su noche porque falló varias pelotas que no acostumbra en el inicio de la contienda y le pesaron en exceso. No consiguió dar la vuelta a la situación y tampoco Rezusta pudo ayudarle en exceso. Falló poco pero no mandó lo que se esperaba ni pudo igualar las fuerzas en la retaguardia.

Parcial de 9-1

A los cuatro protagonistas les costó coger las medidas al frontón y el choque arranco gris. Fue Olaizola II el primero en despertar al comprobar que a sus espaldas tenía un compañero firme que le facilitaba las cosas. Abrieron un hueco esperanzador (9-3) porque el de Ataun además de defender colocó una par de buenas pelotas en pared. Sin embargo, un bache en su juego permitió que los que vistieran de azul asomaran la cabeza y recortaran la desventaja hasta empatar el choque a diez. Vista su reacción, la segunda parte parecía que podía ganar en emoción, pero Albisu se encargó de que el encuentro fuera solo de un color.

Tras el ecuador se sintió más entero y Olaizola estuvo más engrasado a la hora de finalizar los tantos. Los guipuzcoanos intentaron resistirse pero el de Amezketa perdió el poco brillo que había exhibido hasta entonces y todo se les empezó a oscurecer. En apenas 91 pelotazos los de Baiko abrieron un boquete imposible de cerrar. El parcial de 9-1 dejó el choque visto para sentencia y solo hubo que esperar a que le pusieran la puntilla. No necesitaron mucho más tiempo.

Aretxabaleta recibe el alta porque su dedo está consolidado

La lesión de Aretxabaleta se ha quedado en un susto. Hace una semana el tornillo que se le había implantado en la falange superior del dedo corazón de su mano izquierda se torció un poco tras un mal golpe con la punta, pero la revisión que le realizó el martes el cirujano que le operó fue satisfactoria. El implante está consolidado por lo que podrá volver a jugar. En lugar del capuchón de protección que llevaba antes se colocará uno más durode otro material perfectamente ajustado que le proteja más y ya está programado para hoy (22.15 horas) en el tercer encuentro del festival del Torneo Ciudad de San Sebastián.

El partido estelar que se juega con anterioridad tendrá a cuatro delanteros como protagonistas en sustitución de la revancha del Manomanista. Altuna III e Irribarria medirán sus fuerzas contra Artola y Olaizola II.