Dakar

Nani Roma no entrega la cuchara

Sebastien Loeb gesticula al final de la etapa del Dakar Rally en torno a San Juan de Marcona, en Peru,/AFP
Sebastien Loeb gesticula al final de la etapa del Dakar Rally en torno a San Juan de Marcona, en Peru, / AFP

El catalán acaba segundo tras Peterhansel, con Sainz tercero, y vuelve a posiciones de podio tras el retraso de Loeb mientras que Farrés tuvo problemas el día que podía dejar sentenciada la victoria en SxS

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO Madrid

Aún queda mucho por decidir en el Dakar 2019, pese a que sólo quedan tres días para la vuelta a la meta de Lima. Stepháne Peterhansel se llevó la victoria en la categoría de coches, tras imponerse a un Nani Roma que, tras las sensaciones agridulces del día anterior, pasó al ataque para intentar regresar a los puestos de podio. Los problemas de Sebastien Loeb, ganador de las dos jornadas anteriores, le vinieron de perlas para sus opciones. Carlos Sainz demostró que también tiene mucho que decir de ahora al final del raid, pese a que su paso por las próximas jornadas será meramente testimonial, pero su tercer puesto en el bucle de San Juan de Marcona deja claro que hay 'Matador' para rato.

En motos, Sam Sunderland logró su segunda victoria en este Dakar, tras superar al sorprendente José Ignacio Cornejo, que superaron con solvencia la complicada jornada de navegación de este lunes. El mejor español fue, de nuevo, Oriol Mena, que entró a 20 minutos del vencedor del día, mientras que Ricky Brabec se aúpa al liderato de la general de nuevo en detrimento de Quintanilla.

Problemas para Farrés el día que podía dejar sentenciada la victoria en SxS

El séptimo día de competición en Perú no pudo acabar con guinda de Gerard Farrés. El ex piloto de motos y Dani Oliveras llegaron a tener en su mano un segundo puesto de etapa que les habría dejado a tiro la victoria definitiva en la novedosa categoría SxS, que llegaron a ir liderando con más de 40 minutos de margen frente al ganador del día, 'Chaleco' López, pero un problema en los últimos kilómetros no sólo le mandó fuera del podio del día sino que también le complicó mucho sus opciones de cara a victoria del jueves. Unas horas antes, el ruso Kariakin, su principal perseguidor, había dejado en bandeja el liderato de Farrés con un espectacular vuelco por el que perdió varias horas.

La garra de Nani Roma

No le quedaba más remedio. Nani Roma sabe que en estos cuatro días se decidirá el Dakar, y caerse del 'top 3' no es la mejor sensación posible para tratar de mantener viva la chispa de su candidatura a la victoria del raid en la categoría de coches. Por eso, en el primer bucle de este raid (la salida y la meta estaba en San Juan de Marcona) trató de dar la campanada. Desde el primer momento demostró que con la llegada de un terreno más duro que en las durísimas dunas de Tanaka del día anterior podía tener más opciones.

Sin embargo, se encontró a un Stepháne Peterhansel que ya no tiene más margen tampoco. El mejor piloto de todos los tiempos en el Dakar (nadie ha ganado más que él), tiene claro que después de gastar sus comodines sólo puede apostar por intentar recortar esa media hora que tiene de desventaja con Nasser Al Attiyah, que tiene margen de sobra aún para mantenerse como el gran favorito a victoria en Lima el próximo jueves.

Vuelco en motos: Brabec supera a Quintanilla

La igualdad en motos es tal que, a tres días de la meta en Lima, nadie se atreve a dar por hecho quién va a ganar el Dakar. Este lunes, Sam Sunderland dio la campanada al ganar en el segundo paso por San Juan de Marcona, por delante del inesperado Cornejo y de un Ricky Brabec que vuelve a la primera posición de la general. El mal día de Pablo Quintanilla (se dejó21 minutos tras un problema en la recta final de la jornada) permite al estadounidense auparse a la primera posición de nuevo.

El mejor español fue Oriol Mena, que entró a 20 minutos de Sunderland y se mantiene en la 13ª posición de la general, pero a casi una hora del 'top 10', que es su gran objetivo.

Por el camino se quedó Sebastien Loeb, pero que nadie le dé por muerto: pese a perder más de 40 minutos al principio de la especial por un problema eléctrico, entró a 28 en meta. El gran beneficiado por los problemas del nonacampeón del mundo de rallies fue un Nani Roma que, como Peterhansel, pasó al ataque. El bicampeón en 2004 y 2014 se alzó con una gran segunda posición del día, a 4:33 de Peterhansel, y por delante de un Carlos Sainz que sigue creciendo en su candidatura para ser el juez del raid.

En la general, Roma ha vuelto a la tercera plaza de la general, a 38 minutos de Al Attiyah, mientras que Peterhansel ha roto la barrera de la media hora de desventaja con el qatarí. No obstante, nadie (ni Al Attiyah) puede dar nada por hecho. Ya lo advertía el español: «Vienen dos días muy difíciles. Tenemos que ser consistentes y no cometer errores. En este Dakar aún van a cambiar muchas cosas en los tres días que faltan».

 

Fotos

Vídeos