Moto2

Sito Pons: «El objetivo es ganar el Mundial de Moto2»

Sito Pons, en el podio del GP de España. /Pons HP 40 Team
Sito Pons, en el podio del GP de España. / Pons HP 40 Team

El propietario y director del Pons HP 40 Team de Moto2 señaló que «lo importante es no fallar, ser consistente y estar siempre delante» y cree que a diferencia de lo que pasó en Jerez «hay otros accidentes que se pueden evitar porque determinados comportamientos son inaceptables»

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Sito Pons es un hombre feliz y se le nota en la cara. La victoria en el GP de España de Lorenzo Baldassarri, uno de sus pilotos del equipo Pons HP 40 Team de Moto2, le hace mantener la sonrisa de oreja a oreja. «Estamos segundos en el Mundial, hemos conseguidos dos podios, fuimos cuartos en Argentina y hemos ganado en Jerez», decía en un acto de uno de los patrocinadores del equipo, el fabricante de maquinaria alemán Stihl. Además, el propietario y director del equipo desveló que la próxima temporada su equipo estará presente en la nueva categoría de MotoE, destinada exclusivamente a mecánicas eléctricas. Pons confesó que tras cuatro carreras, «el objetivo es ganar el campeonato del Mundo», aunque reconoció que «la competencia es muy cerrada y son muchas carreras en las que lo importante es no fallar, ser consistente y estar siempre delante». Además, señaló que «tenemos la pareja ideal de pilotos - Lorenzo Baldassarri y Héctor Barberá- para hacer el mejor resultado posible».

El doble campeón del mundo de los 250 c.c. dejó clara su postura sobre la polémica surgida por el accidente que protagonizaron Andrea Dovizioso, Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa en el circuito de Jerez-Ángel Nieto. «Hay accidentes involuntarios como el que ocurrió en Jerez, pero hay otros accidentes que se pueden evitar y esos son los que nos deben hacer preocuparnos para exigir tener un reglamente estricto», aseguró. Pons fue más allá al hablar de otras acciones que se han visto este año en los circuitos al confesar que «los pilotos tienen que ser respetuosos porque golpear a un piloto voluntariamente puede provocar un accidente grave. La línea roja nunca se debe cruzar». «Los pilotos que no cumplan el respeto a sus rivales deberían ser penalizados», sentenció.

«Marc Márquez y Valentino Rossi se han perdido el respeto»

4De la misma opinión es uno de sus pupilos, Héctor Barberá, que incidió en que en el accidente de este fin de semana de MotoGP «ninguno tiene culpa, pero sí es verdad que hay acciones en las que si se debe ser duro a la hora de sancionar, pero el deporte en general es así, esto no es fútbol pero existe un respeto y cuando se rompe este respeto, y estamos hablando de Márquez y Rossi, es cuando se producen los problemas y ellos se han perdido el respeto», manifestó crítico Héctor Barberá. Su compañero de equipo, Lorenzo Baldassarri incidió en la misma idea al señalar que «pilotar en el límite está bien, pero ser demasiado agresivo es peligroso. Al piloto que sea demasiado peligroso y supere el límite debe ser sancionado con más contundencia».

Héctor Barberá, Sito Pons y Lorenzo Baldassarri, en un acto de Stihl.
Héctor Barberá, Sito Pons y Lorenzo Baldassarri, en un acto de Stihl. / Pons HP 40 Team

El propio Lorenzo Baldassarri ejerció demostró su curiosidad al convertir las respuestas de su compañero y de su jefe de equipo en una diálogo al preguntar a Sito Pons cómo era la relación entre los pilotos en la época en que él pilotaba en los circuitos. «Los pilotos tenían más respeto entre ellos y hablábamos entre nosotros, recuerdo una carrera en Rijeka con Anton Mang que no fue demasiado correcta y yo fui directamente a hablar con él y a partir de ese momento nos respetamos el uno al otro», recordó.

Barberá, arranque «complicado» de temporada

Además, Pons recalcó que «es un deporte muy personalista y lo que no se puede es poner en riesgo la vida del otro, no se puede jugar con eso y es por ello que son inaceptables determinados comportamientos»: Por último, sobre cómo puede ser la mejor manera de solucionar los conflictos existentes, el expiloto recordó que «nosotros íbamos directamente al piloto y lo solucionábamos ya que el respeto era importantísimo, pero ahora está todo mucho más profesionalizado que antes y se tiene el control de prácticamente todo, por lo que debe ser Dirección de Carrera la que tiene que atajarlo de una manera radical».

Sobre este arranque de temporada, Héctor Barberá confesó que su adaptación a la categoría de Moto2, tras venir de MotoGP, está siendo «más complicada» de lo que se esperaba. Donde más dificultades está teniendo es con el embrague, «porque he pasado de una moto de dos tiempos a una de cuatro tiempos y cuando lo pisas el motor se frena», con el peso, que «también influye pues al final no consigues el ritmo y paso por curva que podía lograr con las motos de MotoGP» y con la «falta de rodaje», porque «el ritmo de esta categoría es muy distinto, tanto a los 250 c.c. como a MotoGP, y la forma de pilotar que tenía de entonces aquí no sirve y todavía me tengo que estar ajustando. Quizás en Jerez podía haber estado luchando más adelante, sexto o séptimo, pero espero poder hacerlo en Le Mans», finalizó.

 

Fotos

Vídeos