Muere el motociclista de 56 años Aurelio Martínez en las 24 horas de Cataluña

Las 24 horas comenzaron ayer con un homenaje al piloto Enric Saurí, fallecido en 2017. /Circuit de Barcelona
Las 24 horas comenzaron ayer con un homenaje al piloto Enric Saurí, fallecido en 2017. / Circuit de Barcelona

La moto fuera de control del francés Baptiste Santilli alcanzó de llenoal piloto catalán durante los entrenamientos de calificación

D. M.Barcelona

Una nueva muerte alimentó ayer la leyenda negra del circuito de Montmeló, ahora llamado de Barcelona-Cataluña. El piloto catalán de 56 años Aurelio Martínez perdió la vida cuando participaba en las 24 horas de Motociclismo de Cataluña, al ser arrollado por otra moto fuera de control, según confirmó la organización. Es la tercera víctima mortal en estas pistas en los dos últimos años, y la segunda en ese plazo en esta misma prueba, que se abrió ayer precisamente con un homenaje a Enric Saurí, fallecido a los 33 años en la edición de las 24 horas de 2017.

El accidente ocurrió a última hora de la tarde, durante la disputa de los entrenamientos de calificación. La moto del equipo Team GT Endurance número 30 –cuatro pilotos se turnan durante la carrera– sufrió «un fallo mecánico en plena recta previa a la entrada del Estadio, a la altura de la salida del RallyCross», según informó la organización en un comunicado en el que no detalla en qué consistió dicho problema. Testigos citados por 'Mundo Deportivo' aseguran que la máquina se quedó sin frenos y el piloto a los mandos en ese momento, el francés Baptiste Santilli, «se tiró de la moto».

La motocicleta, una 'Yamaha YZF R-1' de 1.000 cc, «impactó sin piloto contra la moto del equipo Motocrom#51, pilotada por Aurelio Martínez», informaron los organizadores. Según los testigos antes mencionados, la motocicleta golpeó de lleno contra el cuerpo del piloto y su máquina, también una Yamaha pero de menor cilindrada, que dieron «múltiples vueltas de campana». Santilli, por su parte, quedó en estado de shock al darse cuenta de la gravedad de lo ocurrido y después de unos minutos se dirigió hacia su box entre lágrimas.

Martínez, nacido en 1963 en la localidad barcelonesa de Alella, fue atendido in situ por el equipo médico del circuito durante más de un cuarto de hora. Quedó inmóvil en el suelo y no pudieron reanimarlo, tras lo que fue trasladado al Hospital de Granollers. «Lamentablemente, no ha podido superar las lesiones del accidente», confirmó la organización, que lamentó «profundamente» la muerte del piloto y transmitió su pésame a su familia, amigos y equipo. El circuito no suspendió la prueba, y se limitó a convocar un minuto de silencio «en señal de luto» hoy a las 10.40h en la línea de salida, y a anular el paseo por el pit-lane previo a la carrera.