GP de Francia

Hamilton y Bottas amenazan con otro fin de semana de dominio

Lewis Hamilton (i) y Valteri Bottas (d) en el circuito Paul Ricard./Afp
Lewis Hamilton (i) y Valteri Bottas (d) en el circuito Paul Ricard. / Afp

Las características del circuito Paul Ricard se ajustan como un guante a Mercedes, cuyos pilotos dominaron con autoridad la jornada del viernes

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

O mucho cambian las cosas el resto del fin de semana, o a Lewis Hamilton y a Valtteri Bottas sólo se les presenta un enemigo este fin de semana: ellos mismos. Después de la primera jornada de entrenamientos libres del GP de Francia, está claro que el rendimiento del Mercedes W10 en el liso y circuito de Paul Ricard está dando sus frutos para lo que parece la octava carrera de ocho en la que van a llevarse la victoria.

Sólo un incidente mecánico o un accidente podría dejarles fuera de los dos primeros puestos, tanto en la clasificación como en la carrera. Los Ferrari son los coches que les siguen, con un Charles Leclerc ligeramente más competitivo que Sebastian Vettel, pero a una distancia que se antoja inasumible para intentar batirles. La reacción de la Scuderia no llega, y las voces que piden un cambio radical de dirección apuntan a todas partes, desde la zona técnica hasta la directiva, pasando por los propios pilotos.

Bottas se presenta así como el único piloto en la parrilla capaz de frenar a Hamilton. Si en los primeros libres del viernes fue el pentacampeón quien marcó la pauta, en los segundos fue el finlandés quien mejoró hasta separarse casi medio segundo de su teórico jefe de filas. En cualquier caso, el rendimiento de Bottas, él mismo lo admite, tiene que mejorar en carrera.

La gran alternativa al dominio de Mercedes no llega, y todo apunta a la zona media en una lucha en la que Red Bull sigue siendo el equipo a cazar. A ese punto parece haber llegado McLaren. Lando Norris y Carlos Sainz mostraron una gran competitividad este viernes y acabaron con un quinto y un séptimo puesto respectivamente, intercalándose por delante de los hombres de la escudería de las bebidas energéticas. Aunque el objetivo sigue siendo llegar a la zona de puntos, la escuadra británica ha alcanzado un punto óptimo de prestaciones, algo que ya se intuyó en el trazado de Canadá hace dos semanas.

La pelea en el lado templado de la parrilla está que arde y en cualquier momento puede haber fluctuaciones. Daniil Kvyat ya es el primer piloto que tiene que salir desde el fondo de la parrilla por cambiar varias piezas de su motor, por lo que será un Toro Rosso menos en la batalla por la zona de puntos. Tampoco fue un buen viernes para los Haas, tradicionales rivales de McLaren para entrar en Q3, ya que Romain Grosjean padeció una avería en la refrigeración de su coche. Las mecánicas empiezan a mostrar, por tanto, los primeros problemas de fiabilidad propios del momento de la temporada en la que se haya el campeonato. De momento, McLaren lo está esquivando como puede, pero tarde o temprano llegarán las averías.

Ferrari pierde también con los comisarios

La jornada de este viernes tenía tanto interés en la pista como en la sala de los comisarios. Había dos visitas importantes. La primera se iba a hacer entre Ferrari y los jueces del pasado GP de Canadá, que Vettel perdió por una sanción de 5 segundos que le impusieron por echar contra el muro de la curva 4 del trazado del Gilles Villeneuve.

Desde la Scuderia afirmaron que iban a mostrar pruebas contundentes y muy importantes que iban a hacer que les quitaran la sanción y, con ello, les iba a reestablecer la victoria, pero todo quedó en una apelación muy pobre. Vídeos ya vistos, la opinión del expiloto Karun Chandhok (hoy comentarista de TV, como puede ser Pedro de la Rosa o Marc Gené en Movistar F1) o incluso imágenes que ya están disponibles en el canal de Youtube de la competición. Los comisarios ni siquiera se tomaron la molestia en tenerlos en cuenta, así que Ferrari y Vettel mantienen su derrota en Canadá.

Tampoco tuvieron una buena noticia de los jueces de Francia. Una reincorporación bastante insegura de Lewis Hamilton durante los segundos entrenamientos libres de este viernes hizo que se acercara demasiado a Max Verstappen. Los comisarios entendieron que la acción, pese al susto inicial, no tuvo mayor peligro y lo resolvieron sin ningún castigo para ambos. Otro gallo cantaría si eso mismo hubiera pasado este sábado y, sobre todo, el domingo.

Más información