«Estamos a 40 bajo cero»

El montañero vasco continúa su aventura en el K2, al que quiere ascender en invierno, todo un desafío, pese al mal tiempo y rachas de viento de hasta 80 kilómetros por hora

ALEX TXIKON

«El sábado pasado salimos todo el equipo para el C1, que está a 6.100 metros de altitud. Llegamos en tan solo 5 horas y media e Ignacio, Félix y Josep regresaron para dormir en el campo base tras su porteo. El resto, siete personas, nos quedamos con mucho optimismo... un sentimiento que se desvaneció al día siguiente.

Exclusivamente Cheppal y yo seguimos subiendo hasta alcanzar los 6.600 metros del C2, justo al pie de la Chimenea House. Pero lo logramos enfrentándonos a rachas fortísimas de viento. A duras penas fuimos capaces de montar la tienda. Aunque el compromiso es máximo.

Cuando cayó la noche no pudimos pegar ojo, teníamos bastante con mantener la tienda en pie. Al día siguiente, el viento amainó un poco y aparecieron el resto de compañeros en el C2. Para que entrásemos todos, tallamos otra repisa y movimos nuestro emplazamiento. Había que apretarse y esperar hasta el día siguiente, martes, en el que las previsiones meteorológicas eran favorables.

Después de 5 horas, volvimos a estar todo el grupo junto, sacudidos por rachas de aire que rozaban los 70 y los 80 kilómetros por hora. «¡Qué noche más dura!», me reconocen Nuri, Chhepal, Walung, Jelsdn y Pasang. Incluso Pavel, con mas experiencia invernal, admitió que había sido una de sus peores noches y que incluso temió por su vida. A duras penas pudimos desmontar el C2 y bajar lo más rápido posible.

El viento nos esta castigando, pero curtirnos no nos va tan mal, todo lo contrario. NO PAIN NO GAIN. Cada vez que salíamos a trabajar, aumentaba el aire (aunque en las grabaciones no se aprecia el vendaval tan fuerte. El K2 en invierno es sinónimo de auténtica dureza. Durante estos días hemos llegado a los 40 grados bajo cero... Imaginad la sensación térmica.

Al rescate de dos montañeros en el Nanga Parbat

Txikon espera dejar este sábado el campo base del K2 en helicóptero para trasladarse al Nanga Parbat y sumarse a la búsqueda del italiano Daniele Nardy y el británico Tom Ballard en las laderas del Nanga, donde desaparecieron hace unos días, han informado fuentes de su equipo. Txikon fue hace tres años el primero, junto a Simone Moro y Ali Sadpara, en subir al Nanga Parbat invernal.

No se sabe nada de Nardi y Ballard desde el domingo pasado, 24 de febrero. Al Nanga se ha acercado precisamente el pakistaní Ali Sadpara, compañero pasado de Txikon, quien ha explicado que en el espolón Mummery, la ruta elegida por los dos desaparecidos, hay rastros de avalanchas.

Txikon ha decidido dejar temporalmente el campo base del K2 y volar a intentar participar en la búsqueda de los dos montañeros desaparecidos, pero problemas con los helicópteros han hecho que se retrase su partida hasta el sábado. El vizcaíno se desplazará con tres compañeros de su expedición, uno de ellos médico. Llevarán con ellos drones que utilizan en el K2 y que les permitirán sobrevolar la zona afectada en el Nanga.