El surfista vizcaíno con mayor proyección internacional: «Me emociona la vida»

El surfista vizcaíno con mayor proyección internacional: «Me emociona la vida»
E. C.

El deportista de Plentzia se congratula de ir «ahora por el buen camino»

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

Es el surfista con mayor proyección internacional. A sus 22 años, el de Plentzia se dedica a coger olas gigantes con tubos de hasta 8 metros.

- ¿Qué les susurra a las olas?

- Nada. Cuando estás cogiendo las grandes se impone la tranquilidad.

- ¿Quién abraza a quién?

- Siempre la ola a mí.

- ¿Se casaría con una?

- No. Ja, ja.

- ¿Y si algún día se queda dentro del tubo?

- Siempre cabe la posibilidad de salir. Así que hay que tener fe y confianza en uno mismo.

- ¿Se fía de todas las olas?

- Nunca hay que fiarse de la naturaleza.

- ¿Algunas no se dejan ver?

- Hay muchas que nadie conoce porque no todas quieren dejarse ver.

- ¿Hacia dónde le conducen?

- En estos momentos a África.

- ¿Surfea la muerte?

- Si pensara en eso dejaría el surf. Prefiero pensar en positivo.

- ¿Doma al agua?

- En las situaciones críticas hay que encontrarse lo más a gusto posible, pero la naturaleza siempre puede al ser humano.

- ¿Presume de lo bueno que es?

- No.

- ¿Gusta a todo el mundo?

- No. Hago lo que me gusta y si hay gente a la que no le va lo que hago, para gustos los colores.

- ¿Lanza muchos gritos de socorro?

- De socorro no, de emoción.

- ¿Se reconoce ante el espejo?

- Sí. Veo a un hombre joven con ganas de disfrutar de la vida.

- ¿Habría que montar un ministerio del humor?

- Sí.

- ¿Necesita saber?

- ¿Cómo saber?

- ¿Le encantaría ir a ninguna parte?

- Sí.

- ¿Se conforma con los premios de consolación?

- No.

- ¿Tiene mucho para dar?

- Siempre. Estoy dispuesto a todo.

- ¿Qué está esperando?

- Llegar a Namibia para coger las mejores olas del mundo.

- ¿Qué busca en la vida?

- Esa gran ola.

- ¿Qué le enamora?

- La naturaleza, la felicidad y las chicas.

- ¿Se siente guapo?

- No, feliz.

- ¿Le cierran muchas puertas?

- No. Y si me las cierran, intento abrirlas.

- ¿Tiene ansiedad por demostrar cosas?

- Sí, pero no por demostrar nada a nadie.

- ¿Piensa demasiado?

- Le doy vueltas a todo.

- ¿Quiere bien al prójimo?

- Sí.

- ¿Qué le ayuda a olvidar cuando no ve la salida?

- Siempre merece la pena luchar por lo que sueñas o quieres.

- ¿Lleva una vida decente?

- Sí, soy un afortunado de la vida y un emocionado porque hago lo que me gusta y es mi trabajo.

- ¿Ha ido alguna vez por el camino equivocado?

- Alguna vez he cogido algún camino que no era el más agradable, pero al final aprendes de eso. Considero que ahora estamos yendo por un buen camino.

- ¿Se plantea todos los porqués?

- Depende. Sinceramente, no sé.

- ¿Vivir es un ensayo permanente?

- Ja, ja. No sabría qué decirte.

- ¿Las olas dan fortuna?

- No mucha. Tienes que ser muy exitoso para poder vivir de ello.

- ¿Acabará viviendo de esto?

- No sé qué pasará en el futuro. Ahora mismo sí vivo de esto. Así, que me quiten lo bailado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos