EL CORREO con Rahm en The Open

Rahm comenzará el The Open con Fowler y el inglés Wood

McIlroy patea en presencia de Rahm ayer en Carnoustie./REUTERS
McIlroy patea en presencia de Rahm ayer en Carnoustie. / REUTERS

El domingo jugó el campo con Fleetwood, ayer con McIlroy y hoy se centrará en los segundos nueve hoyos

J. M. CORTIZAS Enviado especial | Carnoustie.

El color pardo delata cómo está el campo. Contrastan buena parte de las calles y los roughs con unos greens que mantienen su verdor con la pega de estar duros como piedras. Aunque en algunas zonas de Escocia llovió ayer (Aberdeen a la llegada de varios informadores), en Carnoustie hubo tregua y se mantiene una tónica atípica para un The Open. Este verano está siendo inusualmente soleado, seco y carente de precipitaciones, y los campos lo acusan. Las previsiones dicen que no nos libraremos del traje de agua. Mientras, los jugadores tienen claro que estos links tienen otra interpretación posible.

Jon Rahm lleva ya dos días de contacto directo con el recorrido. El domingo jugó junto a Tommy Fleetwood, con quien compartió gloria en la final del Race to Dubai el pasado año, uno de los jugadores más amenos y que mejoran semana a semana, como marca su clasificación y a día de hoy plaza asegurada para la Ryder Cup. El de Barrika, además, madrugó ayer para practicar con Rory McIlroy en la que se percibe como una pareja cantada para la cita de septiembre contra Estados Unidos en Le Golf National.

Dado cómo está el campo, parece que Rahm apelará a su agresividad en las salidas. «Le pegaré al driver en todos los hoyos que pueda porque me siento cómodo aquí con él». Busca maximizar su potencia, dejando hierros cortos que puedan ofrecerle opciones de dejar la bola cerca del hoyo sin tener que estar expuesto a approachs más lejanos en los que pudiera incidir el viento a favor y, sobre todo, en contra.

Sin jugar a ser agrónomo o botánico, salta a la vista que la falta de lluvia ha dejado los roughs menos espesos, sin vida, como una manta irregular desde la que se podrá golpear generalmente bien. «No creo que haya magia y de repente la festuca vaya a crecer cuando en seis semanas no lo ha hecho», bromea el vizcaíno. Y eso lo canaliza hacia la posibilidad de ser «más agresivos» en un campo en el que hay otras trampas en forma de búnquers dispuestos para engullir cualquier bola de golf que se aleje de la línea ideal.

La organización ya ha dado a conocer los horarios de salida y composición de los partidos. Jon Rahm arrancará el jueves a las 11.09 (hora española) junto a Rickie Fowler -el compañero con el que más veces ha jugado como profesional- y el inglés Chris Wood.

Rafa Cabrera Bello, cuarto en The Open 2017 tras tres cortes no superados, reconocía ayer que ha localizado su problema con el putter y trabaja en ello. Sergio García también vela armas junto a Jorge Campillo, que debutará en un 'grande'. Y también podría hacerlo Adrián Otaegui, que es el primer reserva y está en Carnoustie a la espera de una baja de última hora.

 

Fotos

Vídeos