Atletismo

Fiz: «Pase lo que pase, el reto de los Six Majors acabará en Londres»

Martín Fiz y José Ramón Lete, en la presentación de la carrera./E. C.
Martín Fiz y José Ramón Lete, en la presentación de la carrera. / E. C.

El atleta alavés buscará hoy coronarse como el único atleta con 55 años que ha ganado los seis maratones más importantes del mundo

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

Todo empezó en 2015, cuando Martín Fiz lograba vencer en el maratón de Nueva York, otro más para su interminable palmarés. Tenía 52 años y tanta ilusión como siempre, porque eso es lo que le empuja a no claudicar, a ser profesional sin serlo, a sentir ese cosquilleo como antes, como siempre. «Ahora tengo las mismas sensaciones que cuando estaba en la élite y eso sí que me gusta por una parte porque aún mantengo esa motivación especial y espíritu competitivo», comenta a EL CORREO en vísperas de afrontar este domingo el maratón de Londres (11.00, hora española), su segundo intento con el que cerrar el reto de completar los Six Majors en categoría de 55 años, los que acredita en su DNI pero no aparenta.

Fiz mantiene ese físico menudo pero fibroso, incluso más delgado que antes. Sus sesiones por El Prado o el Bosque de Armentia se han intensificado con los años y forma parte del paisaje vitoriano, corriendo, siempre corriendo. Londres será la última estación y no habrá retorno. Porque lo que empezó en la ciudad de los rascacielos, continuó en 2016 venciendo en Tokio, Boston y Berlín; el pasado año con una victoria en Chicago y récord de 2:28:09 que no tuvo el colofón esperado en octubre en Londres, tras concluir segundo por detrás del marroquí Mohamen El Yamani. «En estos meses de preparación he memorizado la carrera y entrenado a los ritmos que me van mejor para estar en una marca de 2:27:30 aproximadamente. El año pasado hice un poco el loco y acabé mal físicamente, pasando por momentos malos. Debo correr a un ritmo continuo y elevado», afirma con rotundidad.

–¿Y si no logra la victoria?

–Si no gano, lo dejo ahí. Los Six Majors acabarán este 22 de abril, pase lo que pase. No quiero aburrir a la gente, era un reto personal y no debo insistir más.

Nadie va a descubrir a Martín Fiz en Londres. El campeón del mundo en aquel inolvidable campeonato de Gotemburgo de 1995 suma la friolera de 300.000 kilómetros desde que comenzara a ir más rápido que los demás con 13 años. «Las piernas ya empiezan a pedir un poco de calma, pero la cabeza tira más que el físico. Llego en el mejor momento que podía llegar, porque no le puedo pedir más a mi cuerpo. Tengo muchas ganas de correr».

Seguir en la brecha

Lo dice tras lesionarse en diciembre y sufrir una fisura en una costilla en enero, tras variar su preparación y atender a los múltiples compromisos, entre ellos, asesorar y dirigir los entrenamientos de sus dos pupilos aventajados, Iván Fernández y Elena Loyo, los dos atletas alaveses más destacados. «Si consiguen estar en los juegos olímpicos de Tokio, para mí sería como cerrar un ciclo. Me haría muy feliz y sería algo inédito tener a dos alaveses en una olimpiada y en la prueba más dura», comenta emocionado.

Cada palabra que pronuncia Fiz invita a más cuestiones, y es que lo de «cerrar el ciclo» puede llevar a engaño. «No, no me retiro. La vida está llena de retos y sueños. Acabo uno, pero seguro que me plantearé algo. Tengo ideas, pero aún sin materializar. Ahora quiero acabar todo y dar todo de mí». Y es que la vida es todo un frenesí para Fiz, que tras la carrera de Londres se preparará para el maratón que lleva su nombre y que celebrará la decimosexta edición el próximo 6 de mayo en Vitoria.

 

Fotos

Vídeos