Boxeo

Kerman Lejarraga retiene su título europeo al dar su oponente dos kilos de más en el pesaje

El inglés Frankie Gavin, con gesto serio, después de subirse a la báscula. /Juan Echeverria
El inglés Frankie Gavin, con gesto serio, después de subirse a la báscula. / Juan Echeverria

El combate se celebrará en un abarratotado BEC a pesar del grave error del inglés, con quien 'el revólver de Morga' se siente «molesto»

J. A. PÉREZ CAPETILLO

Dos kilos de más. Eso es lo que ha dado el inglés Frankie Gavin en el pesaje celebrado en el Museo Marítimo Ría de Bilbao este viernes, un día antes del combate ante Kerman Lejarraga por el título europeo de los pesos welter. Muy poca seriedad por parte del de Birmingham, al aparecer con 68 kilos y 700 gramos (el límite eran 66.700), mientras 'el revólver de Morga' siguió con su tremenda profesionalidad y dio 63.200. Diferentes formas de ver el boxeo, el deporte y la vida. El combate de este sábado, lógicamente, se celebra con el vizcaíno reteniendo su cinturón. Uno prosigue con su fantástica carrera que le llevará hasta Estados Unidos, y el otro, el inglés, que no es la primera vez que comete este grave error, puede poner punto y final a su trayectoria en el ring. Kerman Lejarraga se sintió «molesto» con su adversario y éste no pudo más que ofrecer sus disculpas.

El pesaje de un combate de boxeo tiene mucho de secuencia de película americana. Y este viernes, la tuvo. Kerman Lejarraga y Frankie Gavin representaron una de estas escenas en el Museo Marítimo Ría de Bilbao. Todo ello antes de navegar este sábado entre directos, crochets, jabs y ganchos, en un abarrotado BEC ante más 10.000 aficionados que rugirán como siempre. A pesar de lo ocurrido. Sobre todo, cuando el 'revólver' salga del vestuario y tome el camino del ring enfurecido. Será un momento que pondrá los pelos de punta. Le aguarda un púgil con poco fuste que echa por tierra todo lo que ha sembrado antes. Lo que se vivió en el polémico pesaje aventura otra jornada especial, sobre todo por las más de 200 personas que se presentaron en la sala del Museo Marítimo y jalearon a Kerman Lejarraga cuando le vieron cruzar la puerta con una camiseta del Athletic.

Kerman Lejarraga, con la camiseta del Athletic.
Kerman Lejarraga, con la camiseta del Athletic. / Kerman Lejarraga

Antes, había accedido su rival inglés Frankie Gavin, con una camiseta blanca con unas iniciales que se parecían mucho al logotipo de Van Halen. Ya se le notaba inquieto. «Desde Reino Unido, el señor Frankie Gavin», lanzó el 'speaker' Juan Luis González, presidente de la Federación Vizcaína. Y aquí se produjo la gran sorpresa. Se pesó con unos calzoncillos de colores y se cantaron 68 kilos 700 gramos. Justo dos por encima del límite. Tenía dos horas para bajarlos. Imposible. El público le silbó. Luego, Kerman se pesó con una cinta del 'Machito' Gago sobre su cabeza. Él sí cumplió. «El límite es 66.700. Kerman ha dado 63.200. Y el inglés dos kilos de más. Tenía un par de horas para que se pudiera poner el título en juego -no se produjo el milagro-. Si este sábado gana el inglés, el título queda en poder de Kerman para defenderlo en la siguiente ocasión. Lo que no puedes hacer es dejarlo sin pelea», expresó Bartolomé Torralba, director técnico de la Federación Vasca. «Kerman conservaría el título a pesar de que pierda, de acuerdo a las reglas EBU», avanzó el mandatario.

En el pesaje previo a la defensa del título europeo por el peso welter Kerman Lejarraga, que como avanzó durante la semana en una entrevista a este periódico ha llegado a estar en 84 kilos cuando se coge las vacaciones, se comportó como un profesional que busca la gloria y respeta a fuego a su afición. El inglés no dio la talla. Dicen que al boxeador se le recomienda que descanse todo lo que pueda, que no fume, que vigile mucho su dieta y que se mantenga en forma para que, cuando le tumben, tenga la fuerza suficiente para incorporarse. El inglés, antes del pesaje, ya pasó por la báscula. Y se retiró entre bambalinas. Algo pasaba. Luego se conoció el por qué de su estado nervioso y mirada perdida.

Kerman Lejarraga, en el momento del pesaje.
Kerman Lejarraga, en el momento del pesaje. / Kerman Lejarraga

«Te lo vas a comer Larri»

Por el pesaje también pasaron los representantes de K-1 (con una bolsa de 10.000 euros), y luego los primeros contendientes de la noche de este sábado: el navarro David Soria, que tardó en presentarse, y el catalán David Calvo 'Currito', en el peso súper welter. Como los que subieron luego, Jorge Fortea y Rafael Chiruta. Después fue el turno del bilbaíno Jon Miguez, muy jaleado por sus seguidores, y del marroquí Abessamad Nechchad. Tras ellos, se pesaron y pelearán el mexicano Roberto Ramírez y el nicaragüense Óscar Amador. La temperatura subió con la presentación del getxotarra Ibon Larrinaga y de un desafiante en el pesaje, el madrileño Carlos Ramos, que se tuvo que subir a la báscula desnudo y tuvo que bajar solo 150 gramos. Ambos pelearán por el título estatal en juego sobre las 22.20 de la noche. «Te lo vas a comer Larri», se escuchó desde la concurrencia. Luego, los dos centenares de asistentes se enteraron del sobrepeso de Gavin.

Más información

 

Fotos

Vídeos