«Sería increíble jugar la final de la Champions de rugby en Bilbao»

Jordi Murphy, jugador del Leinster irlandés, y Vicent Gaillard, director ejecutivo de la European Professional Club Rugby (EPCR), hablan de sus expectativas para la cita europea de San Mamés el 11 y 12 de mayo

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

La gran fiesta del rugby europeo ha iniciado su cuenta atrás. Previstas para los próximos 11 y 12 de mayo en Bilbao, las finales de la Challenge Cup y Champions, respectivamente, ya levantan expectación en toda Europa. En los partidos de la fase de grupos de ambas competiciones –cuarenta equipos de Irlanda, Inglaterra, Escocia, Gales, Francia, Italia y Rusia, veinte por torneo– se venden programas de mano con la una leyenda en la contraportada: ‘Bilbao 2018. Basque In the Glory’. Jordi Murphy, jugador del Leinster irlandés, un equipo de Champions, y Vicent Gaillard, presidente de la European Professional Club Rugby (EPCR), que organiza las dos competiciones continentales, hablan de las esperanzas depositadas en la gran cita de la capital vizcaína.

«Sería increíble jugar la final de Champions en Bilbao». Nacido hace 26 años, Jordi Murphy sueña con pisar el césped de San Mamés, donde el 12 de mayo se disputará la final de la Champions. El ‘ocho’ de Leinster, club de Irlanda en buen estado de forma y uno de los candidatos al título, atendió en vísperas de las navidades a un grupo de periodistas que se desplazó al Aviva Stadium de Dublin para ver cómo su equipo se imponía a los Exeter Chiefs ingleses en la fase de grupos de Champions y se postulaba para pasar a cuartos de final.

Optimista tras la victoria –los Chiefs son los vigentes campeones de la Liga inglesa–, llevarse el título en la capital vizcaína con Leinster sería el colofón de la larga trayectoria de Murphy en ese club, en el que ha militado «toda la vida», pero que abandonará la próxima temporada para fichar por Ulster, que juega en el Kingspan Stadium de Belfast. «Ir a Ulster es lo mejor para que pueda jugar un poco más y ponerme en los ojos de la selección», explicó el jugador en un castellano perfecto.

Murphy ya es internacional por Irlanda, con la que debutó en 2014 y jugó el Mundial de 2015. Fue vistiendo la camiseta verde cuando se rompió el ligamento de una rodilla en la histórica victoria sobre los All Blacks en Chicago ante más de 60.000 espectadores, la primera en 111 once años y en la que Jordi marcó el primer ensayo. Ese palmarés podría acrecentarse si Leinster culmina sus objetivos esta temporada, entre ellos el de estar en Bilbao.

Aunque Jordi es irlandés, tiene una relación especial con Barcelona, donde nació en la festividad de Sant Jordi, y por eso sus padres irlandeses le pusieron el nombre del patrón de Cataluña. La familia se mudó a Irlanda siendo él un niño de 9 años y acabó convirtiéndose en una figura en Leinster, pero sin olvidar al Barça que le atrajo de crío. «El Barça juega contra el Chelsea en la Champions y creo que me desplazaré a Londres para ver el primer partido», confesó a los periodistas. Aunque la cita que verdaderamente no se quiere perder Jordi es la de Bilbao.

Lo mismo le ocurre Vicent Gaillard, director ejecutivo de la EPCR, quien recuerda que a cuatro meses vista «no todo está listo (en la capital vizcaína), pero tenemos bastante tiempo y en general las cosas van muy bien». En particular, destaca que los organismos locales trabajan juntos, «y eso era importante para nosotros». «El estadio es magnífico –continúa–. La ciudad y la región son atractivas. Vamos a un país que no conoce del todo el rugby, aunque tampoco es algo totalmente nuevo para él».

La expectación que han despertado las finales en Bilbao es enorme. Según Gaillard, los aficionados europeos parecen encantados con la elección de la capital vizcaína. «Hemos empezado a hablarles de ella, del País Vasco, de su gastronomía, su cultura... Sabemos que hay gente entusiasmada por viajar a Bilbao». El responsable de la EPCR confía en que San Mamés se llene sin problemas. «Una parte importante de las entradas las están comprando aficionados españoles, algo importante para nosotros. España representa un nuevo mercado».

 

Fotos

Vídeos