«Competimos con jugadores de la cantera y San Mamés es excepcional para hacerlo», dice el entrenador del Leinster

Leo Cullen, en la rueda de prensa en San Mamés.//Reuters
Leo Cullen, en la rueda de prensa en San Mamés./ / Reuters

Leo Cullen, cuyo equipo juega este sábado la final de Champions Cup contra el Racing 92 de París, asegura que en La Catedral se enfrentarán el rugby de «los jugadores locales» y el de «los caros»

JAVIER MUÑOZ

Leo Cullen, entrenador jefe del Leinster, ha hecho este viernes un guiño al estadio de San Mamés donde su equipo jugará la final de la Champions contra el Racing 92 de París, y en cierto modo ha homenajeado al busto de Pichichi que preside la salida del túnel de vestuarios, por donde unos minutos antes pasaron los jugadores irlandeses encabezados por su capitán Nazewa y la gran figura del club, Johnny Sexton. «Nosotros competimos con jugadores de la cantera y este (por La Catedral) es un lugar excepcional para hacerlo», ha declarado el preparador de los de Dublín después de la primera toma de contacto con el estadio.

Cullen aseguró ayer que en la final se van a enfrentar «dos estilos». «El Racing es un equipo muy potente y rápido. Viene de hacerse en siete u ocho años con jugadores caros. Nosotros, en cambio tenemos esencialmente jugadores de la cantera, locales. Este partido representa un gran desafío para nosotros».

La atención de la prensa irlandesa, francesa y británica que inundó la sala de prensa de San Mamés se dirigió, como es lógico, a Johnny Sexton, la gran joya de la cantera de Leinster, aunque él jugó en el pasado con los que el sábado serán sus rivales. «Para mi será un partido muy especial», ha admitido. «Pero lo que cuenta es jugar lo mejor posible y alzar el trofeo. Para ello antes hay que dejar a un lado todo aquello que perjudique la concentración. Es cierto que existen nervios toda la semana, pero con la edad lo controlas cada vez mejor».

Sexton podría ganar la que sería su cuarta Champions (Leinster la ganó en 2009, 2011 y 2012). «Hay cosas que te hacen soñar, pero tienes que trabajar al máximo», ha reconocido. Pero Cullen, exinternacional con Irlanda, también podría hacerse con otro récord. El de ser el primero levantar el gran trofeo europeo de clubes como jugador y ahora como entrenador de su equipo de toda la vida. «Uno trabaja de cara a esta final de la forma más normal posible. No necesitamos hacer cosas nuevas. Los jugadores están felices de estar aquí (jugando el partido de San Mamés). Estamos listos mentalmente»

 

Fotos

Vídeos