Casilla de salida para Rahm en el paraíso

Jon Rahm, en la imagen en el proAM de ayer, concluyó segundo en su estreno el pasado año en la cita de campeones en Hawai. /AFP
Jon Rahm, en la imagen en el proAM de ayer, concluyó segundo en su estreno el pasado año en la cita de campeones en Hawai. / AFP

Jon Rahm inicia su tercera campaña profesional en Hawai, en un campo que admite los excesos de los pegadores

JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Pocos sitios parecen más apetecibles para instalar una casilla de salida. Poner en marcha el tercer anuario profesional en una cita de campeones y en Hawai suena a dulce sin trazas de amargor. Jon Rahm y otros 33 ganadores de torneos PGA en 2018 -sólo han causado baja voluntaria Phil Mickelson, Tiger Woods y Justin Ros- pondrán fin a sus semanas de hibernación para recibir el año con este evento en Maui, cuyo ganador resolverá media ecuación de la temporada ya que la alta puntuación le colocará en la planta noble del circuito americano y por ende del ranking mundial, garantizando así su presencia en las citas que cuentan con limitaciones para su inscripción, como los 'Majors' y Mundiales.

Toda la atención parece centrarse en los pegadores. Lógico tras el recital dado doce meses atrás por Dustin Johnson aquí, en un Plantation Course que deja barra libre para quienes más catapultan la bola. La PGA recuerda en su peculiar parrilla de salida, además del campeón en título, a Rory McIlroy como jugador con más yardas sumadas desde la salida, y a Cameron Champ, que presentó la mejor media desde el tee en 2018 con 328 yardas. Y hay más datos ya relacionados con el campo. Sus hoyos 17 y 18 son los pares 4 y 5, respectivamente, más largos del Tour (559 y 663 yardas, respectivamente) y rezuman facilidades para rebajar las tarjetas. O el hoyo 14, un par 4 que suele rozar con su posición de bandera los 300 metros y que los jugadores atacan con descaro para llegar de tee a green de un golpe, lo que lograron un año atrás Jhonattan Vegas y Dustin Johnson.

Y más. Desde que hay una constancia fiable electrónica de las estadísticas de tiro (con la irrupción del shotlink en 2003) se han registrado 532 drives cuya medición ha superado las 400 yardas (366 metros). Bien. 301 se dieron en el Plantation Course que nos ocupa y 96 específicamente desde la salida del antes citado hoyo 18.

Con Patrick Reed

Los vaticinios favorables a Jon Rahm abarcan tres frentes. En 2018 debutaba con una segunda plaza tras el inalcanzable Dustin Johnson, por entonces además intratable número 1 del mundo al que aquel mismo mes de enero llegó a acorralar en California con posibilidad de destronarle. Ese subcampeonato incluye la segunda virtud, su capacidad para pegarle lejos. Y otro apunte a su favor es que siempre comienza fuerte las temporadas, igual que las acaba. En el primer y último mes de su actividad cazó en 2017 el Farmers Insurance y la final del Circuito Europeo en Dubái. Y ahora aún tiene fresca la victoria en Bahamas, cuya historia nació once meses atrás en el CareerBuilder. Un apunte que corrobora que se trata de un golfista ajeno a lo normal: viene de acabar siempre entre los cinco primeros (cuando no gana o queda segundo) en la cuarta parte de los torneos que descubre y juega por primera vez.

El de Barrika tendrá hoy un compañero de partido muy especial. Jugará desde las 22.40 (hora española; Movistar+ conectará a la 01.00) con Patrick Reed, ganador en título del Masters y pieza díscola en el engranaje del USA Team que claudicó en Le Golf National en la Ryder Cup. Los otros duelos estelares llegarán con Johnson-DeChambeau, Thomas-Horschel, Koepka-Bradley, McIlroy-Schauffele y Molinari-Day. Los vientos alisios del noreste pegarán duro hasta el sábado y con ellos crece la posibilidad de que llueva sobre el paraíso hawaiano.