Remo

Cabo Cruz da la campanada en Hondarribia

Cabo Cruz da la campanada en Hondarribia
F. DE LA HERA

Se hace con su segunda bandera de la historia en Primera División, tras derrotar por centésimas a la favorita Urdaibai

JULEN ENSUNZA

Nadie contaba con ellos. En los prolegómenos todas las miradas estaban puestas en la última tanda, en los 'gallos' de la competición –Urdaibai, Hondarribia, Zierbena y Orio–, que es donde estaba en juego la Eusko Label Liga. Sin embargo, el incremento del viento conforme avanzó la mañana, permitió a Cabo Cruz tocar de nuevo el cielo en bahía de Txingudi catorce años después. Y es que fue en esas mismas aguas donde los hombres que dirige Beni Silva consiguieron en 2004 estrenar su palmarés en la Primera División arraunlari. Parece que los aires fronterizos les sientan de maravilla a los de Boiro.

Porque, aunque es cierto que tuvieron a Eolo de su lado, no lo es menos que completaron una gran regata. Y el premio llegó, aunque fuera por un suspiro en forma de doce centésimas sobre Urdaibai. Los 'txos', por su parte, pese a no ganar mandaron un mensaje claro a los rivales: Estamos vivos. Su técnico, Joseba Fernández, no se ha cansado de repetir en la últimas semana que «el equipo está bien» y, pese a no ondear la bandera, lo confirmaron con una superioridad total desde la txanpa inicial.

La embarcación gallega había dominado la segunda tanda con facilidad, máxime desde que Santurtzi y Ondarroa se enzarzaron en una pugna estéril en la calle dos y el juez de mar ordenó a la 'Sotera' que se fuera a estribor. Los patroneados por Asier Zurinaga intentaban escapar de la trampa que representaba la baliza uno y, aunque consiguieron reponerse y alzarse con la segunda plaza de la manga, Cabo Cruz aprovechó la coyuntura para ampliar la cómoda renta que llevaba hasta entonces y realizar un auténtica contrarreloj en solitario hasta meta.

Su tiempo final ya hacía presagiar que los 'capos' de la competición no lo tendrían fácil visto que la intensidad del viento –oeste noroeste– seguía subiendo. Y así fue. Los cuatro 'grandes' –Orio por la uno, Hondarribia por la dos, Urdaibai por la tres y Zierbena por la cuatro– salieron a por todas desde la txanpa inicial, pero fueron los bermeotarras los que tomaron la delantera. Transcurrido el primer minuto y medio, la 'Bou Bizkaia' superaba en dos segundos a la 'Ama Guadalupekoa'.

Los anfitriones aguantaban los arreones 'txos' a duras penas a la espera de que tras la ciaboga la cosa se igualara en 'popare'. Sin embargo, nada más realizar el giro, la cuadrilla vizcaína comenzó a ampliar aún más el hueco. Remando profundo –36 paladas– y aprovechando la ola vaga que había en la bahía hondarribitarra, los patroneados en esta ocasión por Eneko Bilbao terminaron de asegurarse la victoria en la serie en el minuto y medio final antes e la segunda maniobra, al abrigo del viento.

Los hombres que dirige Joseba Fernández tenían la tanda bajo control, pero la lucha por la bandera era otra cosa. Cabo esperaba impaciente el desenlace de los acontecimientos. Los gallegos empezaban a creer en la victoria –dos segundos menos que Urdaibai a mitad de regata–. La desventaja se mantuvo inamovible al encarar los bermeotarras la recta final. La ikurriña estaba en el aire. El pinganillo de Eneko Bilbao ardía recibiendo órdenes e información sobre la marcha de los acontecimiento y el joven patrón intentaba exprimir a los suyos. «Un minuto a meta y mismo tiempo que Cabo», lanzó buscando que los suyos se vaciaran. Lo hicieron, pero tras revisa la fotofinish se quedaron a 12 centésimas de la bandera. La fiesta en las tostas gallegas era de órdago. El viaje de vuelta se hará esta vez mucho más llevadero.

Por lo que respecta a la Liga Euskotren femenina, San Juan se sacó la espina de la víspera en Ondarroa y se adjudicó la Ikurriña Mapfre de Hondarribia consiguiendo asegurarse así matemáticamente su quinta corona de campeona de la regularidad consecutiva. Las 'Batelerak' controlaron la prueba desde las paladas iniciales y aunque, tras una gran ciaboga, Orio consiguió acercarse, las pasaitarras no se dejaron sorprender. Y si el título ya tiene dueño a falta de dos jornadas –doble cita en Zarautz–, salvo sorpresa mayúscula Hondarribia deberá disputar la promoción de permanencia con Donostiarra.

Por lo que respecta a la ARC 2, Donostiarra completó el pleno del fin de semana imponiéndose también en la contrarreloj de Pasaia. La victoria de los hombres de Urtizberea, unida a la cuarta plaza de Camargo, sitúa a ambas embarcaciones como colíderes de la competición. La mejor vizcaína fue Getxo, séptima.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos