Gala anual

Bizkaia homenajea a sus equipos y deportistas de base

Foto de familia de los premiados. /Manu Cecilio
Foto de familia de los premiados. / Manu Cecilio

Los premiados fueron las remeras cadetes de Kaiku; Itsaso Mungira, de atletismo adaptado; la árbitra María Teresa Torres; el entrenador de sokatira Iñaki Mardaras; el club Gaztedi de la misma disciplina y el directivo de rugby Gervasio de la Fuente

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

La Diputación celebró este lunes en el frontón Bizkaia la gala anual del deporte base vizcaíno, en la que se desvelaron las personas y entidades del territorio histórico premiadas este año por su meritoria labor en la promoción de la actividad física y las competiciones no profesionales. Los galardonados fueron escogidos entre un centenar de candidaturas que fueron presentadas en seis categorías; las de mejor equipo masculino o femenino; mejor deportista individual; árbitro o árbitra; entrenador o entrenadora; club y directivo o directiva. Un abanico que recoge todos los ámbitos posibles del deporte base.

No fue una tarde de discursos. La entrega de los premios se desarrolló de forma sencilla. Los agasajados pronunciaron unas breves palabras y, sobre todo, escucharon muchos aplausos desde la cancha y las gradas del frontón de Miribilla, un escenario donde se habían congregado cientos de personas y todo concluyó con una foto de familia. Una imagen con la que deportistas y cargos públicos quisieron certificar la buena salud del deporte en el territorio histórico.

La designación de los premiados se ha producido a través de un proceso que se cerró con cuatro nominados por cada categoría. Todos los aspirantes fueron invitados en el frontón de Miribilla y de entre ellos surgieron los nombres de los finalmente elegidos los fueron desvelando dos presentadores de excepción: la actual preparadora física del primer equipo femenino del Athletic y futura entrenadora del segundo, Iraia Iturregi; y el aizkolari Aitzol Atutxa.

La gala también contó con la presencia del diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria; de la diputada foral de Euskera y Cultura, Lorea Bilbao, y de su homóloga de Empleo, Inclusión e Igualdad, Teresa Laespada. El Athletic estuvo representado por Rafa Alkorta, director deportivo del club, y Andoni Ayarza, del área deportiva.

Premiados

El primer premio en entregarse fue el de las remeras cadetes de Kaiku, siendo los finalistas el Sakoneta de gimnasia rítmica; la pareja de tenis formada por Maialen Morante y Naiara Uriarte, y el cadete masculino de waterpolo de Askartza. En deporte individual la galardonada fue Itsaso Mungira, de atletismo adaptado, y quedaron como nominados el esquiador Aingeru Garay; Iñigo Elosegi, de ciclismo en línea, y Maddi Otaola, de gimnasia rítmica.

Entre los árbitros, la premiada fue la colegiada de balonmano María Teresa Torres, que se impuso sobre Irene Ortiz (pelota); Fernando Otero (tenis de mesa) y Unai Martín (waterpolo). Fue significativo que entre los entrenadores, los aspirantes al premio fueran esta vez todos masculinos. El designado fue Iñaki Mardaras, del Gaztedi de sokatira, y los otros nominados, Eugenio Gastón (del Bidaideak de baloncesto adaptado); Sergio Olabarrieta (atletismo) y Arturo Magdaleno (taekwondo).

Entre los clubes que optaban a ser reconocidos por la Diputación, el vencedor fue el Gaztedi de sokatira. Los finalistas fueron el balonmano Kukullaga, el Sakoneta de gimnasia rítmica y el Taekwondo Gimnástica de Bilbao. Por último, en el nivel de los directivos, también con cuatro candidatos masculinos, el premiado fue a Gervasio de la Fuente, de rugby, exjugador, entrenador y árbitro. Fue elegido frente a David Rojo (motociclismo), Enrique García (en diferentes disciplinas y entidades) y Patricio Jorge González (tenis de mesa).