Un barco rompe el mástil en la primera regata del Mundial de la F1 del mar

Un barco rompe el mástil en la primera regata del Mundial de la F1 del mar

El Provezza turco se retira de una jornada inicial del Rolex TP52 World Championship que ha tenido dos ganadores diferentes, el Quantum, actual campeón, y el Sled

Juanma Mallo
JUANMA MALLOEnviado especial. Puerto Portals

La primera jornada del Rolex TP52 World Championship ha tenido al Provezza turco como protagonista negativo. El barco otomano ha roto el mastil en la primera de las dos mangas que se han disputado en el estreno de este Mundial para monocascos de 15,85 metros de eslora en Puerto Portals, Mallorca. Mediada la carrera, se ha escuchado un crujido en el Mediterráneo y el mástil de esta embarcación se he venido abajo. Por fortuna, solo ha sido un susto, ninguno de los tripulantes ha sufrido heridas de consideración -uno de ellos ha sido trasladado al hospital, pero no ha tenido más que un golpe-, aunque el Provezza ha quedado descalificado. Ahora, trabaja contrarreloj para traer a Mallorca un nuevo mástil desde Valencia, aunque parece complicado que pueda salir este lunes al mar. «Están moviendo cielo y tierra para que esté aquí cuanto antes», ha explicado la organización. Tratarían de traerlo en ferry, desde la ciudad levantina. Y luego montarlo. Cruzan los dedos.

En lo deportivo, la primera ronda ha caído del lado del Quantum, vigente campeón del mundo y propiedad del dueño de los Orlando Magic, y la segunda del Sled. Quedan otras ocho carreras, hasta el jueves, para decidir el campeón de la Fórmula 1 del mar, una competición en la que los barcos deben tener unas características comunes, una base compartida, pero luego cuentan con una serie de modificaciones que hacen que cada embarcación se destaque.