Atletismo

Adel Mechaal y Meskarem Mamo vuelan sobre el asfalto de la Gran Vía

Adel Mechaal en una imagen de una carrera anterior./LUIS TEJIDO / EFE
Adel Mechaal en una imagen de una carrera anterior. / LUIS TEJIDO / EFE

1.596 atletas propician el récord de participación de la XIV Milla Internacional de Bilbao

J. A. PÉREZ CAPETILLOBILBAO

Los atletas Adel Mechaal y Meskarem Mamo se han colocado la txapela de campeones de la XIV Milla Internacional de Bilbao tras dos carreras impresionantes. «El récord se resiste y hasta que no lo consiga no voy a parar. He acabado fundido. Pero lo importante es la tercera victoria consecutiva. Correr en Bilbao es una gozada». Lo ha dicho Adel Mechaal nada más vencer en la Gran Vía. Son ya tres años seguidos levantando los brazos en la meta para el atleta de origen marroquí y con residencia en Catalunya. Como el año pasado, marcó un gran tiempo de 4 minutos y 25 segundos en los 1.609 metros. A solo uno del récord de Manuel Olmedo (04.24), establecido en el año 2010. La carrera masculina fue espectacular. Mechaal desgastó poco a poco al resto de sus rivales salvo al burgalés Dani Arce. Fue una carrera formidable y exigente en la que el ganador imprimió un ritmo infernal. El tricampeón apretó los dientes desde la mitad de la competición de élite, fue al límite y sus piernas no le fallaron. Voló sobre el asfalto de la Gran Vía bilbaína. Arce y el madrileño Carro, que terminó muy bien, finalizaron a solo un segundo del vencedor. Luego, la carrera femenina fue igual de emocionante, con la etíope Meskarem Mamo como gran protagonista de otra prueba sensacional. Resultó un verdadero lujo para todos los amantes del atletismo. Tras la africana, con un tiempo de 05.01, llegaron la catalana Esther Guerrero y Adriana Cagigas, ambas del F.C. Barcelona. La polaca Sofia Ennaoui fue la única decepción de una cita de un nivel sobresaliente.

El reto de este evento fue superado con creces. El Bilbao Atletismo Santutxu, en la XIV edición de la Milla Internacional de Bilbao, sobrepasó los 1.500 participantes. Hubo ni más ni menos que 1.596 inscritos, con más de 900 niños y niñas que garantizan el futuro de la modalidad. «Es la milla que más participación tiene en España como de aquí a Lima», dijo sonriente y con humor Álex Carnero, organizador de la prueba y presidente del Club bilbaíno, justo cuando transcurría la carrera de la categoría infantil-cadete femenina a eso de las 11.30 del mediodía. Por entonces, por la Gran Vía, en una mañana soleada y con una excelente temperatura que agradecieron los muchos protagonistas y público, solo se respiraba un aire muy puro de atletismo. Cientos y cientos de personas se cruzaban por la arteria principal de la Villa. Paseantes con sus bolsas de compra, turistas y, sobre todo, atletas de todas las edades seguidos muy de cerca por sus familias. La fiesta deportiva generada fue maravillosa. A las 10.45 horas arrancaron las carreras de la Milla Internacional con las pruebas de veteranos, paralímpica, juvenil y junior, infantil y cadete, alevín, benjamín, abierta y 'txupete' en ambas categorías. Pasada la una del mediodía fue el turno de la prueba de élite masculina, y diez minutos después de la femenina. 1.609 metros de recorrido urbano en plena Gran Vía con meta a la altura de la Diputación. Miles de zancadas e ilusiones rematadas con el vuelo de Mechaal y Mamo.

Élite masculino

Élite femenino

Temas

Bilbao