Celebración de los jugadores del Sevilla y Joaquín Caparrós tras la victoria en el derbi