Liga de Naciones

Ramos y su «inmejorable» conexión con Luis Enrique

Serrgio Ramos,durante la rueda de prensa de este viernes./AFP
Serrgio Ramos,durante la rueda de prensa de este viernes. / AFP

«Me he llevado siempre muy bien con las personas de carácter», afirma el capitán, de quien el nuevo seleccionador destacó su «actitud inmejorable»

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENEnvíado especial a Londres

Se pensó que podrían chocar por su fuerte carácter y por la rivalidad entre el Real Madrid y Barcelona, pero, por lo que dijeron ambos este viernes en Wembley, Luis Enrique y Sergio Ramos han contectado de maravilla desde el primer momento. Primero, el seleccionador lanzó flores a su capitán: «Sólo puedo reafirmar que es un gran líder en cualquier situación, dentro y fuera del terreno juego. No se puede tener mejor actitud. Ha superado el nivel que de él esperaba», subrayó el asturiano. Y cuando le llegó el turno a Ramos, el sevillano no se detuvo en elogios: «No nos conocíamos, sólo de enfrentamientos, pero la primera toma de contacto ha sido inmejorable. Me he llevado siempre muy bien con las personas de más carácter y por encima de cualquier cosa nos une el mismo objetivo de volver a llevar a la selección a lo más alto. Luis Enrique tiene un gran conocimiento del fútbol y por ahora sólo puedo decir que es un gran entrenador y que hay que ejecutar sus ideas cuanto antes».

Ramos negó haber pensado en algún momento que el nuevo preparador de 'La Roja' le iba a 'limpiar' del equipo, a pesar de que admitió que «parte de la prensa» les ha querido enfrentar desde el principio. «Me sigo sintiendo muy joven y con mucha ilusión y ganas de vencer con el equipo nacional. También tengo el reto de poder decir que he sido titular con todos los entrenadores», expuso el andaluz.

El central madridista acepta con agrado las reglas impuestas por Luis Enrique, como la de no utilizar el teléfono móvil en las comidas. «Todas las normas que nos acerquen al objetivo y sean positivas para el grupo dentro de un orden y de una disciplina, las veo bien». A diferencia de Isco, sí contestó Ramos al enviado especial de El País cuando le preguntó por los primeros días de entrenamientos en esta etapa que comienza. «Hay poco tiempo para preparar dos partidos oficiales y es normal que el míster nos pida más atención para trabajar bien el equipo en todas las líneas y aspectos».

A estas alturas de su carrera, Ramos aseguró que no le preocupa el recibimiento que pueda tener en Wembley después de la final de la Champions ganada por el Real Madrid ante el Liverpool y ese agarrón del sevillano que preludió la lesión de Salah. «Mis acciones nunca han tenido intención de hacer daño a un compañero de profesión. No me importa el recibimiento, si algo tienen la Premier e Inglaterra es que siempre ha recibido a los grandes como se merecen. Yo vengo a ganar con España y cada uno barre su parcela».

Aceptó Ramos comparar el actual nivel de España con la de ese equipo campeón. Y se mostró optimista: «Hay un ranking que determina el nivel de cada selección y España es cierto que ha bajado. El objetivo es volver a implantar la filosofía de juego que nos ha llevado a ganar. Hay un gran trabajo por delante y todos tenemos que poner de nuestra parte para recuperar ese entusiasmo y alegría que enamoró al mundo. Es otra quinta, pero seguimos con calidad y ambición».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos