El 'soldado' Muniain ve la selección como una recompensa tras su calvario de lesiones

Muniain, en un momento de la actividad de 'Láser tag' de ayer. / @SeFutbol

El futbolista del Athletic regresa a La Roja siete años después de su debut y tras haber dejado atrás sendas roturas del ligamento cruzado anterior de la rodilla que han marcado su carrera

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Iker Muniain ve su vuelta a la selección española como una recompensa tras tanto sufrimiento como el que ha arrastrado con las graves lesiones que han jalonado su carrera. Regresa el jugador del Athletic a 'La Roja', con la que debutó el 29 de febrero de 2012 en un amistoso España-Venezuela en La Rosaleda que acabó con goleada sobre la vinotinto. «Ha habido lesiones importantes y he conseguido sobreponerme», ha subrayado el navarro este jueves, dos días antes del encentro ante Noruega que abrirá la fase de clasificación hacia la Eurocopa 2020 y en el que podría enfundarse de nuevo la elástica nacional que sólo vistió en aquella ocasión.

A Muniain le llegó pronto su debut con la selección española. Tenía 19 años cuando le citó Vicente del Bosque para aquel amistoso en el que Roberto Soldado firmó un 'hat-trick' y en el que también anotaron Iniesta y David Silva. Una única llamada con la absoluta para un futbolista que siguió siendo un habitual de la sub-21 pero que ha visto su carrera marcada por dos graves percances físicos. «Las lesiones son las que han marcado mi trayectoria», reconoció el navarro, que se congratuló de su retorno a 'La Roja'. «Cuando he recuperado mi mejor nivel el seleccionador me ha dado la oportunidad y a demostrarle lo que tengo dentro», dijo un jugador que está disfrutando de nuevo sobre el césped a las órdenes de Gaizka Garitano.

Iker Muniain, durante la rueda de prensa de este jueves.
Iker Muniain, durante la rueda de prensa de este jueves. / Selección española

Lleva 30 partidos disputados esta temporada Muniain con el Athletic, siendo una pieza importante en el resurgir de los leones desde la llegada de Garitano. Ha marcado seis goles en Liga, superando ya el registro de la temporada anterior. Un desempeño que se ha visto premiado con la convocatoria para los encuentros ante Noruega (este sábado) y Malta (el próximo martes). Dos partidos que suponen una recompensa a su esfuerzo. «Cuando llegan cosas bonitas, saborearlo con más ganas. La ilusión de venir aquí siempre está intacta», manifestó Muniain.

Madurez

«Cuando sales de lesiones graves de rodilla siempre te cuesta», reconoció el navarro, que destacó que ya lleva un año en el que se encuentra «bastante bien» y en el que ha recuperado su nivel. «He hecho méritos y se ha visto recompensado», agregó un jugador al que los contratiempos sufridos a lo largo de su carrera le han hecho madurar. «He cambiado bastante la mentalidad. Tener ese tipo de golpes bajos que te hacen empezar de cero te hace reflexionar, entrenar de otra forma y eso es lo que me ha llevado a recuperar mi mejor nivel», dijo Muniain. «Con trabajo y constancia se saborean las cosas y te sientes orgulloso de haber pasado todo eso y haberlo superado», apostilló.

Aplaudió por último el futbolista del Athletic la apertura de miras de Luis Enrique, que ha citado ya a 41 futbolistas de 20 equipos diferentes desde que tomó las riendas de la selección española. «Pienso que es bueno que se tire por este camino. Al final el jugador se gana el mérito de estar aquí por lo que hace la temporada con su equipo. Si estás bien tienes posibilidades de venir a la selección, lo que abre la puerta a los jugadores a ofrecer un buen nivel con su club para estar aquí», remarcó.

@SeFutbol
Una sesión de 'Láser tag'

'La Roja' sigue preparando los partidos ante Noruega y Malta de la fase de clasificación para la Eurocopa 2020. Pero más allá de los entrenamientos, Luis Enrique aprovecha la concentración para fomentar la convivencia en grupo y ayer llevó a los jugadores a una sesión de 'Láser tag', una modalidad de 'paintball' que se juega con pistolas láser. La actividad tuvo lugar en el Centro Comercial Európolis, en Las Rozas.