Rubiales insiste en que la oficialidad de Euskadi es «totalmente irrealizable»

Luis Rubiales, presidente de la Federación Española. /Reuters
Luis Rubiales, presidente de la Federación Española. / Reuters

«Hubo un quorum del 35% en la asamblea. No tiene ningún sentido», dice sobre la petición de entrar en la UEFA y la FIFA

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

El deseo de la Federación Vasca de Fútbol (FVF) de ingresar en la UEFA y la FIFA recibió ayer el primer portazo. Luis Rubiales, presidente de la Española, ya había avisado en privado a Luis María Elustondo, máximo responsable de la Vasca, que rechazaba de plano la inicitiva. Ayer lo hizo en público. «Eso es totalmente irrealizable», indicó rotundo en la fiesta del diario Marca en Madrid.

La esperada negativa de Rubiales echa por tierra el primer camino que podía trazar el fútbol vasco. Cuando la entidad presidida por Elustondo solicite a la UEFA y la FIFA su ingreso, deberá presentar entre otra documentación el visto bueno de la Española. De esta forma, la única vía que resta es acudir al TAS. El Gobierno vasco apoya este paso, aunque dirigentes del fútbol vasco recelan porque supondría enrarecer las relaciones con una Federación Española de la que los clubes y territoriales reciben más de tres millones al año.

La asamblea del fútbol vasco está compuesta por 124 estamentos con derecho a voto. A Durango acudieron un tercio de ellos, 44. La propuesta por la oficialidad fue aprobada de forma masiva: 43 votos a favor y una abtención.

Rubiales puso el acento en que no se trata de una votación representativa. «Hubo un quorum del 30 o del 35% en la asamblea. No tiene ningún sentido».