¿Por qué Ronaldo no sabe perder?

Uno de los enfados de Cristiano con su selección. /AGENCIAS
Uno de los enfados de Cristiano con su selección. / AGENCIAS

Sus continuas salidas de tono cuando las cosas no le salen bien apuntan, según una psicóloga, a una «baja estima personal que depende en exclusiva de sus logros deportivos»

Iñaki Juez
IÑAKI JUEZ

Hay muchas personas que sufren intolerancia a sustancias como la lactosa, el gluten o la glucosa. En el caso de Cristiano Ronaldo parece demostrado que padece un grave rechazo a la frustración. Es la única explicación posible a la última salida de tono que protagonizó este miércoles en el Metropolitano en el que recordaba a la afición del Atlético de Madrid, con 'manita' incluida, que atesoraba cinco Champions y su rival ninguno. En realidad tres, según la particular cuenta del presidente colchonero, Enrique Cerezo, porque «dos no las ganó él». Y todo ello por celebrar por todo lo alto, como es lógico, la victoria por 2-0 en el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. Verse derrotado junto al resto de sus compañeros de la Juventus y sin poder marcar, volvió a sacar lo peor del astro portugués. Una vez más.

¿Pero cómo es posible que un jugador con cinco balones de oro y que lo ha ganado todo no tenga un mejor talante ante la adversidad? Ya en una entrevista Cristiano reconocía: «No sé perder, me cabreo mucho. Grito, digo tonterías y luego lo lamento». Para la psicóloga Ángela Magaz, que trabaja como consultora para el Barakaldo Club de Fútbol, las palabras y comportamiento del delantero luso denotan que, ante la frustración, responde «de forma muy intensa e impulsiva. Incluso con ira». Sobre todo, apunta, «contra quienes considera que le han agredido», como sucedió en el partido de Champions tras escuchar insultos desde la grada rojiblanca.

Magaz también alerta de lo peligroso que puede suponer para una persona tener «una baja estima personal y que se basa sólo en sus logros», en este caso los deportivos. «Sobre todo teniendo en cuenta que llegará un día en el que tendrá que dejar las botas. Es un comportamiento de riesgo para su vida futura», recuerda aludiendo a los juguetes rotos del fútbol mundial hundidos por la depresión o las adicciones. En todo caso, la pregunta del millón es cómo es posible que una figura deportiva de su calibre siga cayendo siempre en la misma piedra de la frustración. «Puede ser que no se deje aconsejar o que ningún profesional haya sido capaz de encontrar la fórmula para cambiar su comportamiento», como se puede comprobar con estos ejemplos de sus salidas de tono recolectados a lo largo de su, no lo olvidemos, exitosa carrera deportiva.

1
30 de junio de 2010

«¿Por qué fuimos eliminados del Mundial? Hablen con Carlos Queiroz»

Carlos Queiroz y Cristiano Ronaldo.
Carlos Queiroz y Cristiano Ronaldo. / AGENCIAS

Está claro que a Cristiano no le gusta perder ni al parchís, así que hay que imaginarse su talante al no poder ganar un Mundial con su selección. Es lo que pasó tras caer eliminado en junio de 2010 ante España. No sólo no saludó a sus compañeros de entonces en el Real Madrid, si no que en el túnel de vestuarios echó la culpa de la derrota al seleccionador. «¿Por qué fuimos eliminados? Hablen con Carlos Queiroz», dijo con rabia mal contenida ante las cámaras que lo perseguían por el túnel de los vestuarios. El intento poco después, a través de un comunicado, de matizar su acusación no convencieron a casi nadie. «Cuando dije que preguntaran al entrenador, fue simplemente porque estaba en la conferencia de prensa». «Yo no me sentía en condiciones para explicar nada. Soy un ser humano, estoy sufriendo y tengo derecho a sufrir solo», añadía.

2
27 de junio de 2012

«Qué injusticia» y escupitajo

Decepción de Ronaldo en la Eurocopa de 2012.
Decepción de Ronaldo en la Eurocopa de 2012. / Agencias

De nuevo, un gesto de desesperación con Portugal y, otra vez, ante España, aunque en la Eurocopa de Polonia y Ucrania de 2012 como escenario de sus lamentaciones. A Ronaldo no se le ocurrió nada mejor que gritar «qué injusticia» al término de la semifinal que se decidió en la tanda de penaltis. Pero lo peor estaba por llegar. No se le ocurrió otra cosa que lanzar un escupitajo a un cámara que quería grabar su reacción tras quedar apeado de la competición continental. No le dio por poco pero su feo gesto dio la vuelta al mundo.

 

3
2 de febrero de 2014

Agresión a Gurpegui e Iturraspe

Cristiano araña a Gurpegui.
Cristiano araña a Gurpegui. / AGENCIAS

A Cristiano siempre se le recordará en San Mamés por la tarde en el que se lió a dar estopa a los jugadores del Athletic el 2 de febrero de 2014 cuando el Real Madrid de Ancelotti era incapaz de romper el empate a uno. Primero con un arañazo a la cabeza a Gurpegui, una fea acción fruto, una vez más, de la frustación que le costó su expulsión dejando a su equipo con diez a 15 minutos del final. Pero aún hay más. Acto seguido, dio un cabezazo a Iturraspe que se encaró con él para recriminarle la agresión a su compañero. No contento con ello, el portugués se fue en dirección al banquillo dándose palmadas en el rostro y diciendo «qué cara dura». Fue sancionado con tres partidos sin jugar.

4
24 de enero de 2015

Expulsado, pero recordando que es un campeón del mundo

Cristiano da una patada a Edimar que provocó su expulsión.
Cristiano da una patada a Edimar que provocó su expulsión. / AGENCIAS

Que Cristiano Ronaldo no admite los abucheos de afición contraria y, en muchas ocasiones de la propia, es un hecho más que conocido. Uno de los momentos más memorables de estas broncas con una hinchada se produjo en enero de 2015 cuando su equipo jugaba un partido liguero contra el Córdoba que acabó ganando por 1-2. Y es que el luso acabó expulsado por una agresión a Edimar. Ante las protestas de los seguidores del equipo andaluz, se señaló el escudo que llevaba en la camiseta como campeón del mundo de 2014 e hizo el gesto de limpiarlo cuando se retiraba del césped del Nuevo Arcángel. Una actitud que enfureció aún más al respetable.

5
22 de junio de 2016

Arroja el micrófono a un periodista a un lago

Corría el año 2016 y a Cristiano no le estaban saliendo las cosas como quería en la Eurocopa de ese año con su selección por culpa de su pobre poder anotador. Así las cosas, y ante el decisivo encuentro contra Hungría, un periodista de su país le preguntó: «¿Ronaldo, estás listo para el partido?». En ese momento, le cogió el micrófono y lo lanzó a un lago cercano al lugar donde se alojaba el combinado luso en Lyon. Al final, el astro portugués anotó dos goles que sirvieron para firmar un empate y pasar 'in extremis' a la siguiente fase como mejor tercero.

6
27 de septiembre de 2016

Enfado con Zidane tras ser sustituido: «Su puta madre»

Zidane saluda a Cristiano tras ser sustituido.
Zidane saluda a Cristiano tras ser sustituido. / AGENCIAS

No es nada habitual, pero, de vez en cuando, hasta estrellas como Cristiano Ronaldo prueban el lado amargo del banquillo. Pero claro, el futbolista portugués no es de los que se toman estos gajes del oficio con deportividad. Tras decidir Zinedine Zidan su sustitución en un partido de Liga ante Las Palmas en septiembre de 2016 ante su mala actuación, las cámaras captaron un «su puta madre» que se podía leer perfectamente en sus labios instantes después del cambio ya sentado rodeado de suplentes a la que siguió su clásico «Foda-se» una expresión que equivale a nuestro «joder». El partido terminó con el empate a dos logrado por el equipo canario mientras el astro luso se desesperaba en el banquillo.

7
14 de agosto de 2017

Cinco partidos por empujar al árbitro

Algunas veces, Cristiano Ronaldo también pasa de la palabra desabrida a la acción. Incluso con los árbitros. Es lo que sucedió en el partido de ida de la Supercopa en 2017 contra el Barça en el que el portugués dio un empujón al colegiado De Burgos Bengoetxea al entender que el delantero del Real Madrid había simulado una falta. Su agresión le costó cinco partidos de suspensión, aunque, como compensación, su equipo acabó ganando el torneo.

8
3 de febrero de 2018

Bronca a un cámara por grabarle en el banquillo

Cristiano señala con un dedo amenazador al cámara.
Cristiano señala con un dedo amenazador al cámara. / MOVISTAR

Ya ha quedado claro que a Cristiano no le gusta nada que le manden al banquillo. El pasado 3 de febrero, en un partido de Liga contra el Levante, pagó su enfado tras ser sustituido de nuevo por orden de Zidan con el cámara que le grababa rodeado de suplentes. Al percatarse de que le apuntaba directamente a él con su objetivo,el ganador de cinco balones de oro no paró de gesticular para que dejara de enfocarlo y se centrara en lo que acontecía en el terreno de juego. Una airada reacción que sólo sirvió para que la escena fuera repetida hasta la saciedad en las televisiones de todo el mundo.

26 de mayo de 2018

Anuncia que se quiere ir del Madrid nada más ganar su quinta Champion

Cristiano Ronaldo posa con su quinta Champions.
Cristiano Ronaldo posa con su quinta Champions. / AGENCIAS

Todo un jarro de agua fría. En uno de los días más felices para el madridismo, Cristiano Ronaldo aprovechó ese preciso instante en el que sus compañeros celebraban sobre el césped del estadio de Kiev la consecución de la decimotercera Champion el pasado 27 de mayo de 2018 para lanzar un lapidario «fue muy bonito jugar en el Real Madrid». Estaba cabreado porque en la final no fue protagonista y a eso se sumaron sus desavenencias con Florentino Pérez por no subirle el sueldo mientras veía como su eterno rival, Leo Messi, ganaba más dinero que él, al mismo tiempo que era acosado por sus problemas con Hacienda, le hicieron perder, una vez más, la cabeza, arruinando la fiesta a todo el mundo. Y eso que trató hasta en tres ocasiones de matizar sus palabras momentos después de incendiar el vestuario. Misión imposible, porque nunca estuvo por la labor de desmentirlas del todo ni de pedir perdón por su egoísta actitud. «Todo viene de lejos y vas aguantando hasta que, al final, estallas. La vida no es solo gloria. Ya hablaré, ya hablaré«. Y habló marchándose a Turín semanas después.

Sus frases más polémicas

-«La Juventus es más como una familia. En el Madrid alguien se siente más grande que los demás»

-«La Champions League debería llamarse CR7 Champions League»

-«Lo que les molesta es mi brillo. Los insectos sólo atacan a las lámparas que brillan», a los que le criticaron por sus problemas con Hacienda

-«Si todos estuvieran a mi nivel, estaríamos primeros»

-«Si dijera todo lo que pienso, estaría en prisión», sobre el galardón a Messi como mejor jugador del Mundial de Brasil

-«Estoy triste por un tema profesional y en el club lo saben, por eso no celebro los goles, porque no estoy feliz. La gente aquí sabe por qué», en plena negociación de su renovación en 2012

-«Al equipo le doy un 9, a mí un 10»

-«Calma, calma, aquí estoy yo», a la afición del Camp Nou tras marcar un gol al Barça

-«Es normal que la gente me tenga envidia, soy guapo, rico y buen jugador»

     

.