Sáez, Casillas, Xavi, Yeste... 20 años del primer título mundial del fútbol español

Los jugadores de España celebran el Mundial sub'20 que conquistaron hace 20 años./efe
Los jugadores de España celebran el Mundial sub'20 que conquistaron hace 20 años. / efe

El 24 de abril de 1999, la selección liderada por el técnico vizcaíno y una generación de jóvenes de la que también formaban parte Orbaiz, Aranzubia, Marchena, Barkero... superaba con total autoridad a Japón en la final (4-0)

Igor Barcia
IGOR BARCIABILBAO

El fútbol español vive este miércoles una jornada para el recuerdo. 20 años de un éxito que abrió las puertas de la etapa más fructífera a nivel mundial por selecciones. Tal día como hoy hace dos décadas se logró el primer título mundial del fútbol español, el de categoría sub'20, en Nigeria'99 bajo la batuta de Iñaki Sáez y con un grupo que destapó todas las esencias de una cantera que alcanzó la gloria

Tras quedarse a las puertas de la gloria en la quinta edición del Mundial juvenil de la URSS'85, donde España se proclamó subcampeona al perder en la final ante Brasil (1-0) y ser cuarta en Catar'95 después de caer en semifinales frente a Argentina, la cantera de 'La Roja', laureada reiteradas veces a nivel europeo, encontró por su momento de gloria en África, de la mano del que fuera primero futbolista del Athletic, después entrenador y con la selección española uno de los referentes en el trabajo de las categorías inferiores. De la mano de Iñaki Sáez, aquel grupo de jóvenes talentos se coronó el 24 de abril de 1999 en el estadio Nacional de Lagos, y lo hizo después de pulverizar en la final a Japón, que había sido la gran sorpresa del Mundial pero que no pudo con una selección española arrolladora en aquel partido (4-0).

Y lo que son las cosas. El grupo de Iñaki Sáez estuvo a punto de no ir a Nigeria. Sucedió en el Campeonato de Europa sub'18 que se celebró en 1998 en Chipre, donde las selecciones se iban a jugar su pase al Mundial sub'20. España no lo tuvo nada fácil y de hecho se quedó fuera de la lucha por las medallas al empatar en su grupo con Alemania y Portugal y quedar eliminada por diferencia de goles, pero pudo ser mucho peor, porque en el último partido ante Lituania iba perdiendo, pero dos goles, uno en el minuto 89 y otro en el descuento, le dieron la victoria y la clasificación para el siguiente Mundial de la categoría.

Iñaki Sáez formó para la cita nigeriana del año siguiente un bloque con los hombres con los que había contado en dicho Europeo sub'18, entre ellos Xavi Hernández e Iker Casillas, que años después serían los dos grandes referentes de 'La Roja' en su papel de dominadora Mundial y continental. Sin embargo, en aquel torneo de Nigeria, España no formaba parte del grupo de principales candidatos. Pese a ello, pronto dejaría claro que había acudido a por todas al batir a Brasil por 2-0. Ronaldinho, Matuzalem o Geovanni Deiberson no pudieron frenar el juego de la rojita, que en el siguiente encuentro sufrió para empatar ante Zambia y en el tercer encuentro del grupo selló su pase a la siguiente ronda ante Honduras (3-1).

España se enfrentó en octavos a Estados Unidos, segunda del grupo E. Pareció sentenciar por la vía rápida con un doblete de Pablo y un tanto de Xavi. En cambio, los norteamericanos, crecieron bajo el intenso calor y llegaron a soñar con el empate. Finalmente, 'La Rojita' se metió en los cuartos con un sufrido 3-2.

El partido más complicado

En cuartos de final esperaba la potente Ghana. En un duelo igualado, Barkero adelantó a España de penalti al inicio del segundo tiempo, pero los africanos, por medio de Peter Ofori-Quaye, forzaron in extremis la prórroga. No hubo gol de oro, con lo que el pase se jugó en una tanda de penaltis en la que el conjunto de Sáez rozó la eliminación después de que Gabri fallara el cuarto tiro. Hamza Mohammed, sin embargo, estrelló su tiro en el larguero y lo que España siguió con vida, tanta que acabó clasificándose con el acierto de Varela y la parada de Casillas al tiro de George Blay (8-7).

El impulso moral fue total, y, en semifinales, España pasó por encima de Mali, a la que superó por 3-1. Varela, a los 67 segundos y a los 25 minutos, encarriló la victoria. Aunque los africanos reaccionaron y acortaron distancias por medio de Dissa, no apartaron a España de su camino. Xavi puso la guinda con el 3-1 y España llegaba catorce años después a su segunda final de un Mundial sub'20.

La final fue un paseo triunfal para España, que ya estaba en plan imparable. Japón no fue rival para los chicos de Sáez, que ganaron 4-0. Horas antes de ese gran día para el fútbol español, el seleccionador recibió la trágica noticia del fallecimiento de su madre. Aun así, decidió estar con sus chicos en la gran final. Barkero y un doblete de Pablo dejaron el título sentenciado antes del descanso. Gabri puso el definitivo 4-0 en el segundo tiempo. Fue una auténtica exhibición de un equipo histórico. La base de 'La Roja' estaba lista para conquistar la Eurocopa y el Mundial.

Más información