premios y premiados

Cada día hay más galardones en el fútbol pero los criterios para concederlos son todavía un misterio

El croata Luka Modric muestra su trofeo como mejor jugador de la UEFA. /EFE
El croata Luka Modric muestra su trofeo como mejor jugador de la UEFA. / EFE
JON AGIRIANO

Ha comenzado la temporada de las grandes galas del mundo del fútbol, que ya proliferan tanto como los festivales de cine. Las alfombras rojas, los posados de las 'celebrities' y la entrega de premios individuales ocupan ahora una parte de nuestro tiempo que nunca hubiéramos imaginado que iban a ocupar. Algunos, de hecho, recordamos con nostalgia aquellos tiempos en los que sólo existía el 'Balón de Oro' y nos enterábamos del jugador galardonado cuando 'France Football', la revista que entrega el premio, lo sacaba en su portada. Por entonces, ni siquiera entrábamos a discutir sobre favoritos y merecimientos. Y a los grandes clubes no se les ocurría poner en marcha sus aparatos de propaganda y sus terminales mediáticas para posicionar a sus jugadores. Si la memoria no me falla, lo que más nos interesaba del 'Balón de Oro' era el dispositivo de contraespionaje que montaba 'France Football' para poder fotografiar al premiado y mantener el secreto hasta salir en los quioscos.

Ahora ya me pierdo entre tanto trofeo y tanto flash. Tengo que consultar la hemeroteca para confirmar que lo que la semana pasada dieron a Luka Modric y provocó la pataleta infantil de Cristiano fue el premio UEFA al mejor jugador de Europa. El próximo galardón será el 'The Best', obra de la FIFA, que se lo inventó hace dos años. Lo entregarán el 24 de septiembre y ayer se conoció que los nominados este año son Cristiano, Modric y Salah. Y quedará para más adelante, para diciembre, el 'Balón de Oro', que se lleva entregando desde 1956. Entre 2009 y 2015, como quizá recuerden, se fusionó con el FIFA World Player.

A la espera de que los premios sigan creciendo como champiñones, de que las federaciones nacionales acaben entregando también los suyos propios y luego lo hagan también las regionales y las provinciales, queda aclarado el panorama general de galardones. Lo que ya me siento incapaz de aclararle, amable lector, son los criterios que existen para elegir a los premiados. En esto me doy por vencido. Pienso en Messi, por ejemplo. Este año se lo han cargado. Que yo sepa ha sido el mayor goleador del mundo (45) y el mejor asistente (18). Y ganó Liga y Copa con su equipo. Pero eso ahora no cuenta. Vaya usted a saber por qué.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos