La Premier por fin reina en Europa

Aubameyang y Lacazette, en primer plano, celebran un gol del Arsenal en Mestalla./Efe
Aubameyang y Lacazette, en primer plano, celebran un gol del Arsenal en Mestalla. / Efe

Después de años de enorme crecimiento económico, los clubes ingleses han dado el salto deportivo para dominar las finales continentales

Igor Barcia
IGOR BARCIA

Faltaba plasmar su potencial económico en las competiciones y esta semana, la Premier League se ha confirmado como la gran competición europea del momento. Por primera vez en la historia de los torneos continentales, cuatro clubes de una misma liga disputarán los títulos en juego. Mientras el Liverpool y el Tottenham se medirán por el cetro de la Champions, Arsenal y Chelsea pelearán en Baku por la Europa League, instaurando una hegemonía sin precedentes por parte del fútbol inglés.

De un golpe, el dominio de la última década del fútbol español ha quedado borrado por los representantes de la Premier. Hay que recordar que los cinco últimos títulos de Champions se los repartieron Real Madrid (3) y Barcelona (2), una superioridad que se alarga a siete en los últimos diez años. Y en la Europa League, entre Sevilla (5), Atlético (3) y Valencia se han anotado 9 de las 15 últimas ediciones.

En este curso, Barcelona y Valencia han sido los dos únicos con opciones de alcanzar una final. Pero el primero se vio arrollado por el Liverpool en Anfield y el segundo cayó en Mestalla ante el Arsenal.

Así las cosas, la Premier ha logrado por fin dar consistencia a ese potencial económico del que hace gala en las últimas campañas. Gracias a contratos televisivos multimillonarios como el de 2017 con Sky y BT a cambio de 6.900 millones de euros, los clubes ingleses de la máxima división se han colocado casi todos ellos entre los 20 más ricos del continente.

Con ese dinero, primero apostaron por invertir en fichajes. Apostaron por romper el mercado a cambio de enormes desembolsos, pero ese poderío no sirvió para alterar la superioridad competitiva que mostraban los clubes de la Liga.

La pasada campaña, dieron otro paso más en su mejora con un aumento del 15% en el pago de salarios, que alcanzaron los 3.360 millones de euros. Se trataba de reinvertir los ingresos tanto en mejorar los salarios de sus estrellas para que no se marcharan a otras ligas, como en la formación de talentos para que el fútbol inglés creciera desde la base.

Y una tercera pata sobre la que se asienta el nuevo dominio británico. De los 20 entrenadores de la Premier, solo hay siete británicos. Y unicamente Brendan Rodgers, al frente del Leicester, está en uno de los clubes de la primera mitad de la tabla, actualmente en la novena plaza. Con la llegada de entrenadores extranjeros, los clubes comenzaron a crecer a nivel táctico, a enriquecerse de una cultura futbolística que iba más allá del tradicional estilo británico, que no se ha querido borrar, sino mejorar. Así, dos técnicos con estilos tan diferentes como Jurgen Klopp o Pep Guardiola se encuentran ahora peleando al frente de la Premier por el título más igualado de los últimos tiempos.

Y precisamente otro dato llamativo tiene que ver con esta pugna por el cetro doméstico. El City, que afronta la última jornada líder y con un punto de ventaja para hacerse con el campeonato, no es uno de los cuatro finalistas continentales, lo que reafirma la riqueza deportiva de los clubes de la Premier, que la han igualado por fin a la económica.