Pitxi Valle intentará encadenar «dos ascensos» en Zalla

Pitxi Valle intentará encadenar «dos ascensos» en Zalla
SD Zalla

JAVIER BELTRÁNBilbao

José Antonio Valle, alias Pitxi, será el director deportivo del Zalla U.C. a partir de la próxima temporada. Un fichaje para cimentar un proyecto que devuelva en dos años al histórico club vizcaíno a la División de Honor territorial tras cinco años de descalabro, encadenando descenso tras descenso, hasta cuatro, y fracasando las distintas apuestas. Y aterriza en Landaberri apenas dos semanas de ascender al Indautxu. Pitxi ya fue un corajudo delantero del Zalla en su carrera como futbolista en activo, durante la cual también jugó en la Sangonera murciano, además de su militancia por el fútbol vizcaíno en las líneas de vanguardia de Indautxu, Lemona y Bermeo. Aitor Ibáñéz es el técnico elegido, fichado del Trapagarán, y Txemi Talledo será entrenador de porteros tras colgar las botas en el Arenas como señal inequívoca de un cambio severo en la estructura deportiva encartada.

Pitxi Valle, de 44 años, arriba a Zalla por su conocimiento en el fútbol Regional de la provincia tras gobernar al Ortuella, sellando dos ascensos, con los últimos seis años al frente de la cantera del Moraza, y el último en la del Indautxu. «Queremos en dos años subir de Primera Regional a la División territorial, estoy muy ilusionado con este club y con la gente que lo lleva», lanza el coordinador bilbaíno, que promete colocar al primer equipo encartado en la antesala de la Tercera División, partiendo de la cota cero de la Primera Regional, algo que ya no recordaban ni los más viejos del lugar. Pitxi ha declinado otros proyectos que le han planteado para decantarse por un Zalla que anhela recuperar el prestigio perdido por el sumidero, ya que llegó a militar en Segunda B antes de este ciclo endemoniado.

Pitxi, con mando en plaza, tiene la infinita confianza en las prestaciones de Aitor Ibáñez, míster del Trapagarán de Preferente, ex del Ortuella, mientras que sobrevivirán de la actual plantilla apenas un puñado de jugadores. La metaforfosis será acusada. Ambos se encuentran ya manos a la obra para confeccionar una plantilla preparada para lanzarse acorazada a la senda encomendada. Dispondrán de un presupuesto nada desdeñable para la categoría. 18 directivos ya trabajan para conseguir recursos atípicos en una localidad de Zalla donde quieren ver de nuevo fútbol nacional.

Temas

Fútbol