Debut en el Chelsea

Los palos, el mejor aliado de Kepa

El guardameta tuvvo un debut placentero. /Reuters
El guardameta tuvvo un debut placentero. / Reuters

El exjugador del Athletic se estrena en la Premier League con una sólida victoria del Chelsea, en un debut en el que no tuvo trabajo y en el que la madera le echa un cable

MIKEL GARCÍA

El pasado miércoles los representantes de Kepa Arrizabalaga depositaron en la sede la Liga de Fútbol Profesional (LFP) la cláusula de rescisión de 80 millones, que le permitió desvincularse del Athletic para firmar por el Chelsea. Un hecho que le convertía en el portero más caro de la historia, superando a Alison Becker, por el que el Liverpool pagó a la Roma 72 millones. Ayer le llegó la hora de debutar con el cuadro londinense. Se vistió por primera vez de corto y defendió el marco de los 'blues' en la cómoda victoria ante el Huddersfield por 0-3. El guardameta de Ondarroa tuvo un debut plácido. Muy tranquilo a decir verdad. Quizás más de los esperado. Sin apenas trabajo. Fue una toma de contacto con la Premier League y con lo que le espera de ahora en adelante.

Con solo un par de entrenamientos a las órdenes de Maurizio Sarri, el técnico italiano no dudó en darle la titularidad. Poco antes de las cuatro de las tarde saltó al césped del JohnSmith Stadium, escoltando a César Azpilicueta, capitán del equipo, y el encargado de llevar de la mano a Kepa en sus primeros días en Londres. El navarro es su guía en el vestuario de Stanford Bridge.

En sus primeros 93 minutos como portero del Chelsea poco pudieron ver sus nuevos aficionados del guardameta más caro de la historia. No tuvo la oportunidad de demostrarlo. Su primera parada llegó en el minuto 20. Fue la primera y la única que tuvo que realizar Kepa. Una intervención sin complicaciones. Fue tras un disparo desde la frontal de Pritchard, que atrapó sin problemas.

Rudiger y Azpilicueta felicitan a Kepa tras certificarse el triunfo del Chelsea en el estreno liguero.
Rudiger y Azpilicueta felicitan a Kepa tras certificarse el triunfo del Chelsea en el estreno liguero. / Reuters

A partir de ese momento comenzó su alianza con los palos. Con el Chelsea por delante en el marcador tras un gol de N'golo Kante, el poste llegó al rescate del meta vizcaíno. Corría el minuto 37, cuando Aaron Mooney botó un córner y Mathias Zanka cabeceó al poste. La fortuna del debutante. Poco después llegó el gol de la tranquilidad para el Chelsea. Jorginho, otro debutante, anotó de penalti para poner el 0-2 en el marcador con el tiempo reglamentario a punto de cumplirse.

En la segunda mitad, con ventaja en el marcador el conjunto londinense se dedicó a mantener la posesión. Algo que provocó que la presencia de Kepa fuese nula. Poco pudo intervenir el de Ondarroa, tan solo un par de despejes y alguna cesión que recibió de sus centrales. Acciones intrascendentes.

Larguero salvador

Con el Chelsea dominando la posesión, poco se vio del Huddersfield en ataque. Los 'terriers' no daban con la tecla para crear peligro y se limitaron a acciones a balón parado. En una de ellas llegó la mejor ocasión del Huddersfield para recortar distancias. Fue tras un lanzamiento de falta de Aaron Mooney que Philip Billing cabeceó al travesaño. Los locales reclamaron que Kepa había intervenido para evitar el tanto, pero el colegiado y el linier decretaron saque de puerta. Fue un nuevo larguero salvador. La segunda ocasión que la madera se alió con el exjugador del Athletic.

La semana que viene, concretamente el próximo sábado a partir de las 18.30 horas, será el gran estreno de Kepa en Stanford Bridge. Y debutará ante su afición en todo un derbi londinense. Los 'blues' se miden al Arsenal de Unai Emery. Un rival de mayor enjundia. La primera prueba de fuego para un Arrizabalaga que en su primer encuentro en la Premier a penas tuvo trabajo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos