Palacio: «Tengo unas ganas locas de playoff»

Palacio: «Tengo unas ganas locas de playoff»

JAVIER BELTRÁNBilbao

El Balmaseda, pese al tropezón de la última jornada ante el Sodupe, encara la última jornada con posibilidades reales de meterse cuarto, o incluso tercero, en el playoff de ascenso a Segunda B. Encadena 60 puntos, quinto, el equipo pilotado por Pablo Palacio, empatado con el cuarto, San Ignacio -convenido del Alavés- con los mismos puntos, y el propio Alavés B de Iñaki Alonso, tercero con 63. Ahora, el Balma necesita vencer el sábado al San Pedro en Las Llanas y que el San Ignacio pinche con el Deusto para colarse en la zona aristocrática.

«Si lo miras globalmente, es un éxito porque la plantilla se ha exprimido al máximo para competir y estar arriba. Acabamos con posibilidades, que es lo que queríamos al principio de temporada, llegar así a la última jornada», analiza Pablo Palacio, técnico del Balmaseda tras pasar por un «momento agridulce» por caer ante el Sodupe la pasada jornada con «todo en la mano». El técnico encartado reconoce que les ha podido pesar la «responsabilidad» de rematar cuando no estás «acostumbrado a jugar playoffs». Pese a que varios de sus jugadores cuentan con experiencia acreditada en estos lances, sí que piensa Palacio que, en general, han alcanzado este sprint final «algo revolucionados» para empujarles ahora a un cara o cruz sin margen de maniobra.

Con Portugalete y River obligados al ascenso enarbolando la bandera vizcaína, se espera que el Balmaseda sea el tercero en la liguilla de elegidos y, de paso, echen un cable al grueso del Grupo IV, pendiente de los arrastres que se despeñan desde Segunda B: «Es una faena, a ver si tenemos suerte y podemos entrar en el playoff. Y si podemos ayudar a que no bajen vizcaínos, mejor». Pablo Palacio confía en que el Deusto pueda noquear al San Ignacio. Los tomateros tienen la imperiosa necesidad, ubicado el 14 con 43 puntos. «Nunca sabes lo que puede pasar. Deben despejar todos los fantasmas. Pensar que Portu y River vayan a subir... Nunca se sabe. Otros grupos tienen mucho nivel. El Deusto nos haría una labor, y si el Bermeo consigue ganar al Alavés B también nos beneficiaría», relata Palacio sobre el otro foco de atención del sábado en el verde de Itsasgane.

Confiesa que esta semana «no» ha hablado con Gorka Bidaurrazaga, actual técnico del Deusto, y que el San Pedro va a «competir» porque matemáticamente, con algunas carambolas, puede salvarse de la quema: «Lo tiene complicado, pero tiene que explotar sus opciones. Tenemos claro que debemos ir a ganar el partido. Después de no estar cuartos ni terceros ahora mismo, a ver si nos metemos ahí y trasladamos la presión a ellos». No esconce Palacio que, personalmente, siente «unas ganas locas de playoff».

Un Pablo Palacio que es una institución en Balmaseda tras ascender a su Juvenil y completar esta excelente campaña. Sin embargo, no ha recibido, de momento, ninguna oferta para entrenar en Segunda B: «No, tengo asumido que es complicado, aunque con las llamadas te reconocen tu trabajo y también te gusta. Después ya decides si la aceptas o no». Aunque tachado como hombre de club, no destarta nada: «Estoy abierto a estudiar. Entrenar en Segunda B sería increíble. Estoy aquí feliz, pero habría que verlo», se sincera Palacio, un técnico vocacional, con pasión y nervio en los banquillos.