Unos niños del Málaga dan una lección de deportividad a sus padres

Canal Sur

Los futbolistas se dirigieron a la zona donde estaban sus progenitores y se dieron la vuelta para recriminarles su mal comportamiento en la grada

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

En la grada, una imagen de esas que, en algunos campos, se dan cada fin de semana. Una imagen que debe desaparecer, que se tiene que erradicar, pero que por desgracia, continúa en muchos partidos de categorías inferiores, y qué decir de las máximas categorías del fútbol. Y entonces, los niños, los verdaderos protagonistas, dieron una lección de deportividad a sus padres. Los jugadores del Málaga, hartos del comportamiento de sus progenitores en la grada, pararon su partido contra el Sporting de Portugal en la localidad de Punta Umbría, Huelva. Disputaban un amistoso dentro del torneo Costa de la Luz Cup y ofrecieron un momento inolvidable.

Estaban cansados los continuos reproches que se cruzaban los seguidores de ambas formaciones. Por eso, cuando se han enterado de la que sucedía, han parado el partido y se han dirigido al lugar en el que estaban sus padres. Abrazados, todos juntos, se han dado la vuelta y les han dado la espalda. Una poderosa imagen contra la violencia en el deporte, contra esos comportamientos que deben quedar en el olvido. Además, de darse la vuelta, le han hecho gestos con el dedo índice a modo de censura. ¿Qué ha sucedido? Que se han llevado una tremenda ovación.

Un ejemplo.