Nando Alonso: «Estamos todavía en un sueño»

Nando Alonso: «Estamos todavía en un sueño»
J.B.

JAVIER BELTRÁNBilbao

El técnico bilbaíno Nando Alonso ha conseguido la proeza de pilotar el ascenso a Tercera División por primera vez en su historia del molesto Urduliz, con una plantilla sin sueldo, solo cobrando primas. El exentrenador de Danok Bat, SD Leioa Juvenil, Moraza, Apurtuarte y Bermeo aspira tambián a colarse en la Copa y despeja esta semana su futuro con el presidente del club, Josu Unibaso. «Como este curso nadie contaba con el Urduliz para subir, igual ahora nadie cuenta para que se mantenga en Tercera y lo conseguimos», lanza a El Correo el míster de Uribarri.

- Con los ecos de la celebración del ascenso en la fuente de Urduliz y poder entrar en el bombo de la Copa del Rey con su nueva configuración por añadidura y para ya...

- Sí, para estas tres semanas ante Ariznavarra y Tolosa. Habría que quedar primeros y jugar una eliminatoria contra otro Regional cercano, que puede ser el cántabro, para agosto. Sería un sueño, increíble, la verdad. Es verte, de repente, en una competición como esa.

- El año pasado, quinto en la División de Honor Territorial y ahora primeros. ¿Cómo es posible?

- Hace dos temporadas tuve que dejarlo en la décima temporada y la Junta Directiva se portó de 10. La pasada campaña la acabamos muy bien y este año, tras acabar quintos, teníamos esa ilusión de dónde terminaríamos. Empezó la Liga, empezamos a ganar, la gente de lo ha ido creyendo... creíamos que en Navidades nos veníamos abajo por unos malos resultados, pero la reacción fue increíble. Encadenamos goleadas, con seis victorias seguidas, que nos colocaron primeros.

- Casi ha repetido la misma plantilla, además.

- Se mantuvieron 15 y el resto fue incorporar siete jugadores desde Juveniles de la SD Leioa, del Danok, de la Regional, otro del Deusto que ya no está con nosotros, Iturregi, que ha estado lesionado, que venía del Retuerto, Pedernales del Astrabu... Poco más.

- Y ahora en Tercera con un plantel sin experiencia en la categoría. ¿Habrá mayor presupuesto para poder apuntalar el equipo?

-Tengo que reunirme esta semana con el presidente para ver el tema económico. Sé que se han movido bastante, aunque no he querido saber nada hasta ahora del tema y centrarme en lo deportivo. Soy, además, supersticioso. Me dirán qué idea hay, si manejamos el mismo presupuesto con primas, o implantar un fijo muy bajo y sumarle algo con las primas. No creo que el club pueda mucho más. Es verdad que la Federación da una cantidad en concepto de derechos televisivos, que son 30.000 euros, pero van para invertirlos en viajes, arbitrajes... que es una pasta, y el coste de las fichas, que se incrementan mucho.

- Será complicado confeccionar una plantilla competitiva para Tercera.

- Tendrá que ser una plantilla joven, con mucha ilusión, y poco más. No va a haber mucho incentivo económico y algunos preferirán jugar en otros equipos en Honor con más sueldo y no querrán venir. Va a ser más por convencimiento de poder jugar en Tercera. Es cierto que habrá jugadores de División de Honor que podemos tocar y gente que en Tercera que han bajado que podremos tirar de ella. Pero todavía tengo que hablar con el club.

- ¿Un pueblo de 4.200 habitantes como Urduliz puede ser el nuevo Lemona?

- Eso es mucho. El Lemona tenía unos soportes importantes como Cementos Lemona y el Ayuntamiento. Y Lemona en aquellos tiempos pagaba bien. El Urduliz es imposible que los tenga. En Urduliz se está construyendo una barbaridad, pero es un pueblo muy dormitorio y es difícil identificarlo con el equipo, que tengan arraigo. La clave es que los niños que el otro día celebraron el ascenso empiecen a formar parte de esta familia, intentar conseguir esa sintonía. Que vengan los niños al campo y poder enganchar.

- Julián Carmona es fundador del club, en 1996, y 'alma mater'.

- Es directivo y está todo el día allí metido. No te imaginas cómo nos trata. Es 'Dios' en el Urduliz, con la ropa, con todo, parece que estás en el Madrid. El otro día, cómo lloraba. Los directivos fundadores estaban emocionados, como Endika Basáñez, cuyo padre también fundó el club. Lo montaron en Regional y ahora están en Tercera, es una pasada. Un caso que se da muy poco. Es un club muy joven y hay que conseguir enganchar a la gente del pueblo. La Copa sería un buen escaparate. La directiva no puede hacer mucho más, la verdad, es imposible que curre más. Han subido también el Juvenil y el Cadete. Colocar al Urduliz en el mapa nos corresponde a nosotros y con la Copa se podría conseguir.

- ¿Algunos jugadores se pueden ir del Urduliz a otros destinos más potentes tras esta excelente campaña?

- Hay seguimientos, lógico, pero el grado de implicación es grande por lo que para ellos ha significado el ascenso. Para Ander Merino, por ejemplo, que ha marcado 14 goles y es del mismo pueblo, la celebración fue muy especial, con toda su familia. Ha sido clave.

- ¿Para Nando Alonso qué significa entrenar en Tercera?

- Tengo que hablar con el club, es verdad que estoy muy cansado, necesito tiempo para mí, cuidarme. Son 26 años entrenando y tengo la espina clavada del Bermeo. Aquí sí sería hacer un equipo a mi manera, aunque fuese modesto. Sería precioso, jugar ante filiales y ante equipazos. Vas a partir del cartel de Cenicienta, pero es fútbol. Como este curso nadie contaba con el Urduliz para subir, igual ahora nadie cuenta para que se mantenga en Tercera y lo conseguimos. Pero implica empezar en julio, que igual no tenga vacaciones, que no sé cuál va a ser la apuesta económica para la plantilla.