Mundial 2018

Rusia 2018

La reconstrucción de Alemania

Seguro que la 'Mannschaft' ya está trabajando para volver a ser lo que ha sido

Thomas Müller, a su llegada a Alemania./Reuters
Thomas Müller, a su llegada a Alemania. / Reuters
JON AGIRIANOEnviado especial. Krasnodar

No es que sea santo periodístico de nuestra devoción, pero hay que reconocer que a veces el 'Bild' está sembrado y que, en lo que se refiere al fútbol, maneja información de primera calidad. En otras cuestiones quizá no, pero si usted lee en el 'Bild' que David Vidal entrenará al Bayern, créaselo. El tabloide alemán, tan popular que vende todavía 3,6 millones de ejemplares, triunfó este jueves con su portada. 'Ohne Worte!' ('Sin palabras') tituló, sobre una fotografía de Toni Kroos, desolado tras la derrota ante Corea del Sur. Fue todo un acierto porque hace cuatro años, en una situación inversa, cuando la 'Mannschaft' aplastó a Brasil por 1-7, tituló de la misma manera. 'Ohne Worte!' Y también Kroos fue el protagonista de la portada, entonces exultante, subido encima de Khedira tras un gol.

La comparación, todo lo odiosa que se quiera, es un retrato perfecto de la selección alemana, que asiste deprimida al final de una época. Le ocurrió también a España hace cuatro años. Lo del equipo de Löw, sin embargo, ha sido todavía más abrupto y traumático. Al fin y al cabo, a La Roja le eliminaron dos selecciones muy competitivas como Holanda y Chile. ¡Pero es que a la siempre fiable Alemania se le ha llevado por delante Corea del Sur y perdió antes con México y ganó de milagro a Suecia!

Se le ha visto floja y vulnerable, decadente, a la última campeona del mundo. No ha dejado de intentarlo -de hecho, se va siendo de Rusia encabezando la estadística de remates y córners-, pero le ha faltado ritmo, profundidad y puntería. Muchos futbolistas han estado a un nivel bajísimo, comenzando por Thomas Müller, Ozil, Khedira, Hummels, Boateng o Mario Gómez, la vieja guardia. Se ha hablado de desavenencias en el grupo, se ha criticado la incomprensible ausencia de Sané, se ha insistido en el acomodamiento de unos futbolistas que han perdido el hambre de victoria... Sin duda, han sido factores que han propiciado el desastre. Sea como fuere, ya sabemos cómo es esta gente. En Alemania los lutos no duran más allá del entierro. Juraría que ya están trabajando en la reconstrucción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos