Timo Werner, el matador con sordera

El delantero del Red Bull Leipzig, que pidió el cambio en un partido de Champions ante el Besiktas en Estambul por el elevado nivel de decibelios, padece hipersensibilidad auditiva por un codazo del central chileno Gonzalo Jara en la final de la Confederaciones 2017

Werner, durante un partido con Alemania./ /Efe
Werner, durante un partido con Alemania./ / Efe
JOSÉ MANUEL ANDRÉS

Timo Werner es uno de los mejores delanteros centro surgidos en el prolífico fútbol alemán en los últimos años, pero más allá de su gran actuación en el sorprendente subcampeonato en la Bundesliga 2016/17 del Red Bull Leipzig con 21 goles, una anécdota sorprendió a todos en el debut en Champions League del punta germano y su equipo. El pasado 27 de septiembre, en el partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones que enfrentó al Besiktas y al Leipzig en Estambul se produjo una de las imágenes más curiosas de la temporada. Werner, sin ninguna molestia física aparente, pidió el cambio a la media hora de juego. El ensordecedor ambiente del Vodafone Park, propio de las siempre calientes aficiones turcas, estaba aturdiendo al futbolista, mareado e incapaz de soportar por más tiempo el elevado nivel de decibelios del estadio a pesar de los tapones para los oídos que había pedido minutos antes.

Tras someterse a un examen médico, el punta tuvo que permanecer alejado de los terrenos de juego durante tres semanas, aunque el origen de sus problemas se remontan tiempo atrás, según el diagnóstico del traumatólogo alemán Kurt Mosetter. Concretamente, al 2 de julio de 2017, en la final de la Copa Confederaciones entre Alemania y Chile. Corre el minuto 63 de partido en el estadio Krestovski de San Petersburgo, Werner esprinta para tratar de controlar un balón en profundidad por la banda izquierda pero el central chileno Gonzalo Jara aparece al cruce y propina un codazo en la mandíbula al delantero alemán, que cae tendido sobre el césped. El árbitro serbio Mirolad Mazic recurre al VAR pero salda la acción con una tarjeta amarilla para Jara, que sale airoso tras la dura agresión. Desde entonces, el punta teutón arrastra unos problemas de audición y vértigos que le han impedido gozar de la continuidad deseada esta temporada y que han podido frenar su salida a alguno de los clubes más poderosos de Europa.

No obstante, el joven futbolista de Stuttgart sigue siendo la opción prioritaria de Joachim Löw como 'nueve' de Alemania para el Mundial de Rusia, por delante de hombres como Sandro Wagner o el veterano Mario Gómez. Su rapidez y potencia, combinadas con un buen manejo del balón y una gran capacidad para decidir ante la portería lo convierten en el elegido para ser el goleador de la cuatro veces campeona del mundo. A la cita mundialista llega con un bagaje de una veintena de goles esta temporada: doce en la Bundesliga, uno en la copa alemana, tres en Champions y cuatro en la Europa League, competición a la que el Leipzig llegó tras su tercer puesto en la fase de grupos de la Liga de Campeones y en la que alcanzaron los cuartos de final. Asimismo, su balance como internacional alemán es prácticamente inmaculado, con siete goles en doce partidos y el título de la Confederaciones en su única fase final con la Mannschaft.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos