El primer canto del gallo

El primer canto del gallo

La Francia de Griezmann, quien acaba de desvelar que se queda en el Atlético, pone a prueba la ilusión de una Australia renovada

V. R.

El competido Grupo C echa a andar hoy en el imponente Kazán Arena con la disputa del encuentro entre la Francia de Antoine Griezmann, Kylian Mbappé, Ousmane Dembélé y compañía, una de las favoritas al título, con la renovada selección de Australia. 'Bleus' y 'Socceroos' confían en sumar sus primeros tres puntos y dar así el primer paso hacia los octavos de final a la espera de lo que hagan Perú y Dinamarca. Poco amigo de los cambios, Didier Deschamps pondrá mucha dinamita ofensiva con el objetivo de desarmar a los australianos .

El tridente formado por Mbappé, Griezmann y Dembelé convence a Deschamps, quien dejaría fuera a un Giroud, que, pese a ser el máximo goleador de la actual Francia, ha pagado su falta de química con la generación venidera. En el centro del campo Matuidi dejaría su puesto a Tolisso. Junto a él, el sólido N'Golo Kanté, pilar del juego en el esquema galo, y Paul Pogba, que se ha salvado por los pelos y mantiene su crédito pese a que no ha mostrado gran cosa en los últimos partidos y su temporada en el Manchester United ha sido mediocre. El tercer eje de la revolución está en la defensa, concretamente en los laterales. Si los dos puestos del centro parecen prometidos al dúo formado por Umtiti y Varane, en los carriles los jóvenes han dado un golpe de efecto. En el derecho, la baja forma de Sidibé ha dado un salvoconducto a Pavard y en el otro lado Lucas Hernandez podría destronar a Mendy.

Por su parte, en la renovada selección australiana de Bert van Marwijk ha habido un cambio de mentalidad y de juego tras la llegada del veterano preparador holandés. El espejo de estos 'Socceroos' es el Atlético y confían así en adoptar una filosofía similar a la del equipo de Simeone para intentar hacerle partido a una de las favoritas en Rusia. «Intentamos ser ordenados y disciplinados, presionar fuerte arriba y no cambiar nuestra forma de jugar dependiendo del rival», explicó el mediocentro Jackson Irvine en la previa del choque.

Van Marwijk ha abandonado la defensa de tres centrales y dos laterales de largo recorrido que probó en los últimos partidos su predecesor y se ha decantado por un clásico 4-5-1 dando prioridad a la defensa y a la seguridad en el centro del campo. En cualquier caso, Francia es clara favorita y su victoria no debería correr el más mínimo peligro en este duelo desigual.