Mendieta: «Inglaterra me ofrece cosas que en España no he encontrado»

Cuartos de final de la Eurocopa del 2000./AP
Cuartos de final de la Eurocopa del 2000. / AP

«Me hubiera gustado ser de la generación de 'La Roja'», dice el exjugador, afincado en Londres y que analizará el Mundial para este periódico

JAVIER MUÑOZ

Atiende al periodista desde el Reino Unido antes de partir hacia Hong Kong. La carrera de Gaizka Mendieta (Lekeitio, 1974) ha seguido muchos vericuetos desde que empezó a jugar al fútbol en las categorías inferiores del Castellón, el club por el que fichó su padre. Retirado Gaizka en el Middlesbrough hace diez años, con 40 internacionalidades (Eurocopa de Bélgica y Holanda de 2000 y Mundial de Corea de 2002), actualmente reside en Londres, implicado en un puñado de proyectos, unos relacionados con el fútbol, otros con negocios privados y alguno más con la música, que es su pasión. «Rock, pop-rock, soul. La buena música nunca se desfasa», confiesa. A sus 44 años, Mendieta disfruta del fútbol sin hacerse preguntas sobre su pasado en el Valencia, el traspaso a la Lazio (el más caro de España en su época), el breve paso por el Barça y el desembarco en la Premier. Ahora disfruta del juego como comentarista, una tarea que realizará para este periódico durante el Mundial de Rusia.

- ¿Cuáles son las expectativas de 'La Roja'?

- Está entre los favoritos por la fase de clasificación que ha hecho, por la forma en que ha jugado. No veo una selección mejor, aunque Argentina, Brasil, Alemania y Francia pueden estar en ese nivel. A partir de ahí cualquiera de ellas puede alzarse con el título, dependiendo de los pequeños detalles, de las lesiones, de las sanciones, del rendimiento de cada uno.

- Un Mundial deja pocos resquicios al error. Si se falla al principio y las cosas se complican... ¿Puede ocurrir algo de eso?

- Efectivamente, en eliminatorias tan ajustadas y con rivales de alto nivel los errores se pagan caros. Lo hemos visto en otros mundiales; selecciones llamadas a llegar lejos no lo consiguieron y otras que no eran favoritas dieron la sorpresa al haber estado acertadas, cometiendo pocos errores y explotando lo que tenían.

- ¿Cómo de complicado es el grupo de 'La Roja'? Portugal es la campeona de Europa, para empezar.

- A priori, España y Portugal deben pasar a octavos, es decir, si no tienen un día malo. Veríamos después quién sería la primera de grupo. Pero les va a tocar sudar. Marruecos e Irán no llaman la atención por el nombre, aunque la primera tiene jugadores de calidad. Vimos a Marruecos ganar a Eslovaquia, remontando un 1-0 inicial. Irán es menos conocida, aunque intentará dar la sorpresa; los partidos contra 'La Roja' y Portugal son la oportunidad de su vida.

- El empate de España en el amistoso con Suiza ¿qué impresión le causó?

- Lopetegui lo está explicando bien; son las sensaciones más que los resultados. La experiencia indica que los buenos resultados no siempre garantizan un buen Mundial; lo importante es el grupo, y en la selección se ha formado uno muy bueno en lo profesional y lo personal. Esas cosas cuentan cuando vas a convivir mucho tiempo y debes resolver tantas situaciones. Lopetegui ha buscado un perfil de jugador que encaje en la dinámica de grupo, personas que aporten. Es importante en este tipo de torneos, porque si todo va bien (es decir, si se pasan la fase de grupos y las eliminatorias, y se llega a la final), vas a estar conviviendo un mes y necesitas gente que conozcas, que sepas que no va a crear problemas cuando no juegue. Aquí cuenta cómo es el jugador dentro y fuera del campo.

Mendieta durante su etapa en el Barça.
Mendieta durante su etapa en el Barça. / I. PÉREZ

El reto de Lopetegui

- ¿Echa en falta a algún futbolista en 'La Roja'?

- De los que han quedado excluidos, Morata es el más significativo por su participación en la fase clasificatoria. Aparte de eso, no ha habido grandes ausencias. Los nombres principales están en el equipo. Lopetegui ha intentado abarcar el mayor número de opciones para resolver las situaciones concretas de los partidos.

- ¿Y cómo ve la mezcla de veteranía y juventud en la selección?

- Sabíamos que era el reto de Lopetegui. Él era el indicado por su conocimiento de las categorías inferiores. Entiendo que tiene que haber ese equilibrio entre el jugador con experiencia y con peso en la competición y la gente nueva, que son muchos en esta selección.

- Se cumplen este mes 19 años de su primer gol con la España de Camacho. Fue en 1999 contra San Marino (9-0). ¿Lo echa de menos?

- Decir que no sería mentir. Cuando llegan los mundiales o los europeos sientes nostalgia. Pero, visto desde otro prisma, la envidia no es tanta. Llevo diez años retirado, estoy metido en muchos proyectos y eso me ocupa. Echas en falta esas competiciones, pero no puedes olvidar que en ellas pasas un mes metido en el hotel. Ahora lo observas desde la distancia.

Mendieta en el Mundial de 2002.
Mendieta en el Mundial de 2002. / DESMOND BOYLAN

- Para usted que disputó el Mundial de Corea del Sur en 2002, ¿esa competición estará siempre por encima de lo demás?

- Se juega cada cuatro años y el título lo tiene poca gente. Pero hoy es algo distinto. Cuando la Champions y la Eurocopa se siguen en todo el mundo, la repercusión del Mundial es diferente. Sigue teniendo sus connotaciones, pero antes los jugadores daban un salto en el Mundial que no les ofrecía ninguna otra competición, mientras que hoy gozan de una presencia internacional casi continua durante todo el año.

- ¿Siente envidia de no haber competido en 'La Roja' de Aragonés y Del Bosque, hegemónica de 2008 a 2012?

- Me hubiera gustado formar parte de esa generación. También me gusta pensar que todos los que hemos jugado antes tenemos algo que ver en ello. Lo importante es que se llegó. Los éxitos de la selección son los del fútbol español en general.

- ¿Qué hubiera sido de la carrera de Gaizka Mendieta si el Valencia hubiera aceptado traspasarle al Madrid en vez de ir a la Lazio y luego al Barça y al Middlesbrough?

- No le he dado vueltas. Tenía claro que fichar por el Madrid era imposible. El Valencia no iba a rebajar mi cláusula y ellos no parecían dispuestos a pagarla. No soy de los que piensan en qué hubiera pasado si... No soy así. No vale la pena perder un segundo en ese tipo de cosas. En cada momento tienes que tomar decisiones y no todas dependen de ti. En mi carrera elegí las que creí que eran mejores. Fui a Italia, luego al Barça... Cuando piensas que puedes conseguir títulos, resulta que lo haces con el Middlesbrough. La cuestión es tener la tranquilidad y la certeza de que tomas la mejor decisión en cada momento.

- ¿Como mudarse al 'Calcio'?

- Quería disfrutar del fútbol al máximo y en ese momento seguramente la de Italia era la liga más fuerte; y por supuesto la Premier inglesa, con toda su historia. Miro atrás y me hubiera gustado conseguir más títulos, porque eso nunca es suficiente (tiene una Copa del Rey, una Supercopa de España y una Copa de la Liga inglesa), pero he disfrutado, si no en su totalidad, sí en una gran amplitud.

-¿Qué le ha aportado Inglaterra?

- Futbolísticamente tenía claro que quería conocer esa experiencia. El fútbol se vive allí de una manera especial. Los aficionados tienen un respeto absoluto por el deporte y por los profesionales. Inglaterra también me ha atraído siempre en el aspecto cultural y social. Cuando me retiré del fútbol consideré que quedarme era la mejor opción. Estoy muy a gusto. Inglaterra me ofrece cosas que en España no he encontrado.

- ¿Se puede decir que Mendieta es un ciudadano británico, al menos, mentalmente?

- Me encuentro en algún punto intermedio de ello. He adoptado algunas costumbres y otras no. Londres es bastante internacional, carece de la rigidez que vi en el norte de Inglaterra, cuando jugaba en el Middlesbrough. Hoy quizá no se note tanto, pero entonces se apreciaba en los horarios, la alimentación, las costumbres...

- ¿Cómo ha sido su reciclaje tras la retirada?

- El fútbol es lo que más te gusta, así que decir adiós es complicado. Aunque en mi caso resultó relativamente 'sencillo', si lo ponemos entre comillas, porque siendo sinceros, nunca lo es. A mí me ayudó que lo vi venir. El último año en el Middlesbrough fue un poco difícil, porque el club quería cambios. Pero pudimos encontrar un punto en común y buscar una solución. Me sirvió para plantearme cómo terminar mi carrera. Cuando eres tú el que lo decides no es tan duro como cuando el club decide por ti. Y yo tenía negocios, una plataforma que, si quería, me permitía funcionar al día siguiente de la retirada.

- Y desembarcó en la televisión británica Sky.

- Es algo en lo que nunca había pensado. En el Reino Unido lo mediático es completamente diferente de lo que conocemos en España, y me planteé la colaboración con los medios. Luego he tenido otros proyectos; estoy con La Liga (embajador internacional); y colaboro con el Barça (leyendas del club). Junto a otros inversores tenemos varios restaurantes en Gran Bretaña.

- Y luego está el Gaizka Mendieta que pincha música.

- Cuando dejé el fútbol esa opción surgió. Es una actividad a la que me gustaría dedicarme. Para mí es una pasión. Dejar el fútbol ha sido un proceso lento, las oportunidades se han ido presentando poco a poco. Tengo muchas cosas; es importante que al terminar veas una dirección por donde seguir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos