Mundial 2018

Rusia 2018

«Lo ideal de la selección es que no gira alrededor de una estrella»

El director de cine con un balón en su casa de Madrid./Virginia Carrasco
El director de cine con un balón en su casa de Madrid. / Virginia Carrasco
Miguel Alcantud. Director de 'El Ministerio del Tiempo'

El cineasta que denunció en 'Diamantes negros' el tráfico de niños africanos para el fútbol adora a Iniesta porque «no se ha dejado llevar por la tontería y el glamour»

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

El Mundial ha pillado a Miguel Alcantud (Cartagena, 1971) localizando exteriores en los alrededores de Madrid. Allí le ha llevado una nueva serie de Warner y Netflix que emitirá Tele 5 con el título de 'Brigada Costa del Sol'; otro proyecto de este guionista y director de cine y televisión que ha trabajado en las exitosas 'Águila Roja' y 'El Ministerio del Tiempo', entre otras producciones de la pequeña pantalla. Premiado en el Festival de Cine de Málaga por 'Diamantes negros', filme-denuncia sobre el tráfico de niños africanos para el fútbol, no solo quiere hablar del lado oscuro del balompié, y cuando comprueba que la conversación arranca con La Roja, saluda con un «¡Bieeeen!». Solo pone una condición al fotógrafo: que no tenga que posar cuando juegue la selección. Alcantud espera de ese equipo, convulsionado por un rocambolesco cambio de entrenador, que le sonría el destino como le sonrío a Dinamarca en la Eurocopa de 1992. Los daneses llegaron a aquel torneo a última hora y de comparsas, tras la descalificación de la extinta Yugoslavia, pero se llevaron el título. «Se dijeron: 'Vamos a pasarlo bien'», resume el cineasta, partidario de administrar esa misma medicina a España en el Mundial 2018.

- El despido de Julen Lopetegui ¿ofrece material para rodar una comedia acelerada como las de Hollywood del siglo pasado?

- Para una comedia de esas o para un thriller de conspiraciones. No sé muy bien en qué genero encuadrar lo que hemos visto estos días. La gestión de todo el mundo ha sido bastante desastrosa, y es una pena; siempre se impone el mercantilismo al romanticismo.

- Que la secuencia de acontecimientos fuera vertiginosa ¿tal vez se debió a que Internet lo acelera todo? ¿O a la condición humana?

- A ambas cosas. La codicia influye, pero los medios de comunicación de ahora te obligan a tomar decisiones en diez segundos. Tienes a mil personas juzgándote y a millones 'troleando' (en las redes sociales).

-¿Qué papel va a hacer España en este Mundial?

- El equipo me gustaba en principio, tenía buena pinta, pero me queda la gran duda de si todo lo que ha pasado les cortará a lo largo del torneo o en cambio les dará un empujón; es decir, si los jugadores se pondrán por encima de todo y nos darán una lección (poco después de la entrevista España empató a tres con Portugal). Por ahora, mi propósito es ver tranquilamente los partidos en la medida en que mi trabajo lo permita y esperar que España llegue lejos.

Comerse el mundo

- Cosas más difíciles se han visto. Dinamarca llegó a la Eurocopa de 1992 sin esperárselo y le funcionó.

- Compitieron sin la presión de ganar y jugaron de otra manera. Con España sería maravilloso que toda la furia, el cabreo y las emociones generados antes de empezar el Mundial se canalizaran de un modo deportivo, que los jugadores se dijeran: 'Ahora vamos a comernos el mundo'.

- ¿Qué jugador de La Roja es su favorito?

- Lo ideal de la selección es que no gira alrededor de una estrella. Aunque no soy nada original, siento debilidad por Iniesta, pero quién no.

- El futbolista manchego es lo contrario de la estridencia.

- Es lo que nos engancha a todos. Ver a un tipo de una apariencia normal como cualquiera de nosotros, pero dotado de un talento descomunal. Una persona que no se ha dejado llevar por la tontería, las luces, el glamour y todo eso. Es un tipo humilde que nos deja con la boca abierta cuando salta al campo.

- ¿Qué le parece la elección de Rusia para el Mundial?

- Me da lo mismo. No tengo una opinión. No lo veo ni bien ni mal. Rusia tiene ciertos problemas de derechos humanos, pero ahora mismo, en distinta medida y con distintos temas, los encuentras en Estados Unidos, o en España, o en otro país. En España tienes la 'ley mordaza'. Todo el mundo tiene sus cosas. Habrá colectivos que pongan el grito en el cielo con la designación de Rusia, pero es que el Mundial no se podría organizar en ningún país.

- ¿Cómo surgió su película sobre el negocio del fútbol y los menores del Tercer Mundo seducidos con el señuelo del balón?

- Entre pelis y series trabajo como cooperante cuando tengo oportunidad. Estando en Mali me enteré de que había 20.000 menores abandonados en las calles (de Europa). Me sorprendió que nadie dijera nada e investigué por qué ese problema estaba tan oculto. Eso nos impulsó a hacer 'Diamantes Negros'. Me consta que la Liga emitió un comunicado diciendo que iba a endurecer los controles porque las normas ya existían. Y casualidad o no, un poquito después pillaron al Barça y le tuvieron durante dos periodos de fichajes (2014 y 2015) sin poder contratar a ningún jugador; inmediatamente después, fueron el Real Madrid y el Atlético, aunque se resolvió de manera distinta (las sanciones fueron atenuadas por la FIFA). Una cosa es cierta, todos buscan una inversión, buscan al niño que les haga ricos y encuentran métodos para blanquearlo de un modo u otro. Al final puede más el dinero. Es muy triste, pero es así y lo estamos viendo.

- ¿Qué piensa de que las escuelas de fútbol rastreen el talento entre críos de cuatro años.

- Vaya por delante que me gusta el fútbol. A partir de ahí, me parece asqueroso que se use a niños como mercancía, como una inversión; que puedas destrozar psicológicamente a no sé cuántos cientos de chavales metiéndoles la presión de llegar arriba. Por cada dos que lo consiguen tienes a diez mil que se quedan en el camino y muchos, bastante dañados. El fútbol se ha convertido en una fábrica para amasar millones a costa de menores.

- ¿Tiene algún proyecto nuevo sobre el balompié?

- No sé si es como compensación para mí o para el deporte, o simplemente porque me gusta escribir historias, pero estoy preparando otra película sobre fútbol con Santiago Molero (actor). Hemos terminado el primer guión y estamos revisándolo. En cuanto esté listo y pueda ver la luz buscaremos productores o gente que lo financie para empezar a levantar la película. El título provisional es 'Ahora que todos miran'.

- ¿Y de qué va?

- El tono es totalmente distinto al de 'Diamantes Negros'. No puedo hablar mucho todavía, aunque será una comedia, una historia muy positiva sobre las partes buenas del fútbol desde el punto de vista social. Es el gran altavoz de la sociedad, cualquier cosa que pase en él se multiplica por millones para lo positivo y lo negativo. ¿Por qué no utilizarlo para hacer el bien?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos