Del «barrilete cósmico» al «¡Vamos Argentina, carajo!»: la emoción del narrador Pablo Giralt

Pablo Giralt, emocionado durante la narración./Twitter
Pablo Giralt, emocionado durante la narración. / Twitter

El periodista no pudo contener las lágrimas en el gol decisivo de Rojo ante Nigeria en un vídeo que se ha hecho viral

GABRIEL CUESTA

«¡Ahí la tiene Maradona! Lo marcan dos, pisa la pelota Maradona (...) ¡Siempre Maradona! ¡Genio! ¡Genio! ¡Genio! Ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta... ¡¡¡Gooooool!!!... ¡¡¡Gooooool!!!... ¡Quiero llorar! (...) ¡Barrilete cósmico! ¿De qué planeta viniste?». El 'gol del siglo' sería un poco menos el gol del siglo sin tener una voz propia. La del periodista argentino Víctor Hugo Morales, quien protagonizó la narración más emblemática del mundo del fútbol en el tanto con el que Maradona apeó a Inglaterra (2-1) del Mundial 1986 de México en cuartos de final. No pudo contener la emoción en un partido que se produjo en pleno conflicto por las Maldivas. «¡Dios Santo! ¡Viva el fútbol!». En aquella edición acabarían alzando al cielo la ansiada Copa del Mundo.

Tiene también sonido propio la victoria de Argentina ante Nigeria que supuso el agónico pase a octavos en este Mundial de Rusia. El del narrador deportivo de Direct TV Pablo Giralt, que no pudo contener las lágrimas de emoción en el triunfo albiceleste. «¡Goool! ¡Messi! ¡Vamos Argentina, carajo! ¡Qué golazo!». Aunque el éxtasis llegó con el decisivo tanto de Rojo a tan solo cuatro minutos para el final del tiempo reglamentario. «¡Goool de Marquitos!. ¡De Rojo! ¡Nunca hay que darse por vencida! ¡Hay que dar siempre todo! ¡Nunca jamás en la vida, carajo!». No alcanzar a pronunciar ni una palabra más. Su puño golpea la mesa para descargar la rabia y la adrenalina que lleva dentro justo antes de romper a llorar. Un vídeo que ha dado la vuelta al mundo.

La alegría también inundó el vestuario de Argentina. En un vídeo se puede ver a los jugadores completamente eufóricos celebrando la clasificación en el autobús del aeropuerto. En su interior daban palmas y coreaban el 'Vinimos todos a Rusia', el cántico creado por los aficionados -con la melodía del tema 'Imposible' del grupo de rock Callejeros-que han acudido a apoyar a la albiceleste en el país eslavo. «La banda nunca se olvidará de las Islas Maldivas. Y ya le demostró al mundo entero lo que es la pasión. Ganar la Copa del Mundo es lo que mas quiero. Los jugadores dando la vida en cada partido. No importa donde sea el mundial, igual te seguimos. Y todo el mundo junto vamos a festejar. La Plaza Roja vamos a copar. Todos los brazucas se pondrán a llorar, porque este año la Copa de la lleva papá». Saltos, abrazos, Higuaín colgado para golpear el techo al compás de la música... Una muestra más que en Argentina el fútbol es algo más que fútbol. Es casi una religión.