Zamudio y Amurrio, condenados al descenso por los arrastres

Zamudio y Amurrio, condenados al descenso por los arrastres

PERU OLAZABAL

El Sestao River y el Portugalete han sufrido un varapalo al caer en la última eliminatoria de la fase de ascenso a Segunda División B. Esta situación supone un duro golpe tanto para verdinegros y jarrilleros, pero no son los únicos afectados, ya que su permanencia en Tercera División tiene graves consecuencias en el fútbol vizcaíno. En este territorio, hay una escuadra por categoría que desciende por arrastres. En Tercera, la víctima es el Zamudio, además del Amurrio. En División de Honor, el Ugeraga certifica su descenso y el Umore Ona y el Arrontegi caen a Primera y Segunda Regional, respectivamente.

El descenso en Segunda B del Gernika, el Vitoria y la Cultural de Durango provocó que en este play-off de ascenso hubiese puesta una gran expectación por parte de los equipos que, a priori, habían salvado la categoría por los pelos. En Tercera División, Bermeo, San Pedro y Ordizia ya eran conjuntos de División de Honor al ocupar los últimos tres puestos. Amurrio, Zamudio y Deusto terminaron justo por delante, pero eran conscientes de que tenían que estar al tanto de la fase de ascenso de Portugalete, Sestao River y Alavés B para respirar tranquilos. Finalmente, solo ha logrado subir el filial del glorioso, por lo que el único beneficiado ha sido el Deusto. Amurrio y Zamudio, en cambio, jugarán el próximo curso en una competición inferior.

El descenso de los tecnológicos arrastra al descenso a un equipo de cada categoría por debajo de Tercera. En División de Honor, el Ugeraga sucumbe debido a estos arrastres y se une a Loiu, Lekeitio, Arratia y Apurtuarte. En Preferente, el afectado es el Umore Ona y en Primera Regional certifica el descenso el Arrontegi. En Segunda Regional, Iturgitxi y Moraza B se jugarán una plaza en la última categoría del fútbol vizcaíno.