La vida sigue igual para Gernika, Cultural y Amorebieta

Un lance del derbi de Urbieta. /Mireya López
Un lance del derbi de Urbieta. / Mireya López

JAVIER BELTRÁNBilbao

Arrancaba la jornada 19 de Segunda B, en el ecuador de la misma, después del paréntesis navideño, sobre todo pendiente de la zona roja de la tabla donde siguen anclados Cultural, SD Amorebieta y Gernika. Los tres cayeron derrotados ante Oviedo B, Sporting B y en el derbi ante el Barakaldo, que es el mejor, sin duda, de la armada vizcaína con un tercer puesto de lujo.

El Bilbao Athletic hacía los deberes en las instalaciones de Lezama para sumar la segunda victoria en casa de la era Solabarrieta. Vicente y Asier Benito noqueaban al equipo de Gordobil, que se quejaba de «falta de solidez por nuestra parte. No hemos sido contundentes, nos falta concretar en las áreas». El ex técnico de la SD Leioa no termina de dar con la tecla para rescatar al equipo del farolillo rojo. Los cachorros suman ahora 28 puntos, pero Solabarrieta advierte que «hay que mejorar fuera de casa» y que deben ser «ambiciosos y no limitarnos, ya se lo he dicho a los jugadores».

La SD Amorebieta, ya sin Aurtenetxe, Oli y Del Olmo, que han salido de su estructura en este mercado invernal, los dos primeros rumbo a Australia y Galicia, y que se medía al filial del Sporting, fue presa de los dichosos penaltis. El equipo de Vélez de Mendizabal erraba el suyo por medio de Aitor Ortega para adelantarse en el luminoso y, en cambio, el filial astur no perdonó (0-1) por medio del pizpireto Gorka Santamaría, que suma ya 7 goles. Llega cedido Soberón, del Racing, para tapar tanto hueco.

Por su parte, la SD Leioa de Jon Ander Lambea se cruzaba en su campo de Sarriena con la UP Langreo, en zona cómoda de la tabla, y sufría para vencer (2-1) con goles de Crespo y Yurrebaso, con apagón de luz en mitad del intenso frío, y casi remontada del equipo asturiano. Un Leioa que sigue firme y sabiendo sufrir para colocarse a rebufo del playoff de ascenso.

La Cultural de Durango visitaba Oviedo para cruzarse con su filial, la sensación de la temporada en el Grupo II, y cerraba esta primera vuelta con una severa derrota por 3-1, pese a que los de Igor Núñez se adelantaron en el tanteador por medio de Iker Amorrortu, lo que les desliza a la penúltima posición de la tabla. Un punto en los últimos cuatro partidos de la primera vuelta que lamina a los durangarras

El derbi de la jornada lo dirimieron en Urbieta Gernika y Barakaldo, resuelto en los minutos finales, con el revulsivo de Jurgi Oteo. En el minuto 86, un balón colgado al área pequeña de Garrancho que, en el barullo de los rebotes, el más listo de la clase, Fran García, marcaba para asentar a los fabriles en zona noble con un solitario tanto que dejó helado al público de Urbieta. Este miércoles, ida de la Copa Federación para los menos habituales ante el Mirandés, con el que precisamente se juega el segundo puesto del grupo.

Un Mirandés que antes, este lunes, se medía al Arenas, que no pudo hacer demasiado ante el vendaval rojillo. Y eso que Güemes empezó marcando el 0-1, pero el killer Claudio Medina, Rey y el excachorro Yanis Rahmani sentenciaron el envite y dejan al Arenas en el puesto 12 con 23 puntos. «Ya dije que las sensaciones en los entrenamientos eran de no habernos ido de vacaciones y se ha visto reflejado en el campo», comentó al final del partido el míster del Mirandés, Borja Jiménez.

 

Fotos

Vídeos