El Sestao River vence y se encuentra a un solo peldaño del ascenso

El Sestao River vence y se encuentra a un solo peldaño del ascenso
Pedro Urresti

El conjunto verdinegro fue justo ganador en Las Llanas y se clasifica para la última ronda del play-off

PERU OLAZABAL

El Sestao River se impone al Poblense por 3-1 y consigue un billete para la fase final del play off para ascender a Segunda División B. Los verdinegros fueron muy superiores en todo momento a los baleares y obtuvieron una victoria justa tras el empate a uno cosechado en la ida, en el que fueron expulsados los dos centrales del cuadro mallorquín. De este modo, los pupilos de Ibon Etxebarrieta deberán superar el último escalón para subir a la categoría de bronce tras dos campañas en Tercera División. Mañana a la tarde se conocerá al rival de los sestaoarras para esta tercera y última ronda de la fase de promoción.

1 Sestao River

Barandiaran; Gago, Murua, Zumalakarregi, Jonma; Pacheco (Huete, min. 71), De Eguino, Eneko Rubio (Huidobro, min. 25), Monteiro; Oskar Martín (Txema Pan, min. 82) y Aitor Villar.

0 UD Poblense

Yeray; Miguel Jaime, Damiá, Álvaro (Marc, min. 30), Pep Vidal; Dani Plomer, Víctor, Oller (Nico, min. 63), Lucas; Diego (Paco Plata, min. 79) y Aitor Pons.

GOLES:
1-0; Monteiro (min. 5). 2-0; Aitor Villar (min. 38). 2-1; Dani Plomer (min. 44). 3-1; Pacheco (min. 57)
ÁRBITRO:
Legarra Gorgoñón, del comité navarro, amonestó a los visitantes Miguel Jaime (min. 16) y Pep Vidal (min. 73). De los locales, a Pacheco.
INCIDENCIAS:
2.500 espectadores en Las Llanas.

El envite no pudo tener un mejor comienzo para los locales. En el primer acercamiento del encuentro, el Sestao River logró ponerse por delante mediante un brillante tanto de Monteiro. El extremo izquierdo recibió la pelota en la frontal del área, no dudó y finalizó perfectamente la jugada estrellando el balón en el palo derecho de la portería de Yeray y posteriormente se coló para abrir la lata en Las Llanas. El gol hizo que la moral de los verdinegros incrementase y comenzaron a buscar el área contraria con valentía, a pesar de tener la eliminatoria bastante encarrilada con la diana a favor. Incluso, tres minutos después de que Monteiro abriera la lata, el colegiado no señaló un penalti sobre Ander Gago que pareció muy claro.

Mientras, los baleares trataban de buscar entre líneas a su gran referencia en ataque, Aitor Pons. Sin embargo, siempre tenía varios hombres encima y no le dejaban a éste moverse con comodidad. Durante prácticamente toda la primera mitad, el dominio lo ejerció con creces el Sestao River y en este periodo, estuvieron mucho más cerca de endosar el dos a cero que de recibir el tanto que supondría las tablas en el resultado global de la eliminatoria. De hecho, en el minuto 20, Oskar Martín estuvo a punto de marcar con un gran testarazo, pero Yeray sacó una gran mano para salvar los muebles a los suyos, aunque la acción fue invalidada por fuera de juego después.

En la próxima acción de peligro que dispusieron, los verdinegros no perdonaron. En el minuto 38, Aitor Villar llevó a cabo una solemne acción. El punta realizó dos paredes en banda izquierda, se coló en el área contraria con mucha velocidad y muy acostado, disparó al otro palo para ampliar la ventaja de los locales. Aunque la alegría del segundo tanto les duraría únicamente seis minutos a los de Ibon Etxebarrieta, ya que Dani Plomer, uno de los jugadores más activos de los baleares, consiguió reducir las distancias al encontrarse el balón en el área pequeña y rematar libre de marca. Este gol psicológico justo antes del descanso ponía en aprietos al River, consciente de que otro tanto les dejaba fuera de la eliminatoria.

A pesar del duro golpe que los de Las Llanas recibieron en los últimos instantes del primer tiempo, tras el descanso, los verdinegros continuaron llevando la iniciativa y su persistencia en campo rival volvería a tener premio. En el minuto 57, el Sestao River avasalló el arco de Yeray, que nada pudo hacer para evitar el tres a uno. La acción del tanto comenzó con un disparo al larguero de Gago. Monteiro prolongó la jugada por el costado izquierdo, le puso un caramelo a Pacheco, que remató de cabeza casi desde la línea de gol y marcó el tercero para alivio de los sestaoarras. En los minutos restantes, ninguno de los dos conjuntos hizo méritos para mover el marcador y los sestaoarras pudieron celebrar su cómodo triunfo.