Mirandés y Racing, citas de empaque para la armada vizcaína

Mirandés y Racing, rivales a batir en esta tercera jornada de Liga./Avelino Gómez
Mirandés y Racing, rivales a batir en esta tercera jornada de Liga. / Avelino Gómez

El reto en esta tercera jornada es ir despejando el sombrío panorama de una clasificación en cuyo furgón de cola se instalan por ahora Amorebieta, Cultural, Arenas y Gernika.

JAVIER BELTRÁNBilbao

La tercera jornada en el Grupo II de Segunda B depara un calendario caprichoso en el que el grueso de los equipos vizcaínos (todos menos el Bilbao Athletic- SD Amorebieta) dirimen sus encuentros en jornada dominical. El primer duelo en arrancar será precisamente el de la Cultural de Igor Núñez. Con los ecos de la Copa tras su eliminación ante el Gernika aún resonando, se enfrentan a las 12:00 h, en Tabira, a uno de los gallos de la competición, el Mirandés, cuya única e ineludible misión es la de ganar la Liga o, como mal, menor colarse en el playoff de ascenso. «Hemos disfrutado hasta el último minuto, no es un fracaso», comentaba Núñez tras el KO en Urbieta, que nunca va a renunciar a sus postulados por mucho que enfrente se tenga que medir a los Kijera, Rúper, Yanis o Claudio Medina. Cerrajería no ha podido debutar por una rotura en el isquio.

La SD Leioa, que cabalga en el undécimo puesto con dos puntos producto de sendos empates, se cruza en el Stadium Gal de Irún (18:00h.) ante un Real Unión que es líder de la tabla cuando en pricipio arrancaba la Liga de tapadillo, sin despertar demasiada atención. Mikel Orbegozo y los hermanos Eizmendi son sinónimo de pinceladas de furia en el verde. Los de Jon Ander Lanbea han dejado destellos de su capacidad.

El Calahorra, que es segundo en la tabla, tampoco es un rival sencillo, ni muchos menos, por mucho que sea un recién ascendido. Pero los fichajes de Morgado, Ortega o Txomin Barcina indican el potencial del plantel pilotado por Miguel Sola, en el que Rodrigo Sanz maravilló en Sarriena con un gol de bandera. El Gernika visita La Planilla (18:00 h.) con un solitario punto en su casillero, pero con la sensación de que debería atesorar alguno más y con el empuje de la Copa con el gol postrero de Larruzea. La próxima semana se citan con el Sant Andreu, pero antes deber solventar esta exigente papeleta a orillas del Ebro.

Precisamente el bofetón copero, elimiando tras una prórroga en los penaltis ante el Mutilvera, debe ser soterrado por el Barakaldo ante el filial de la Real (Lasesarre, 18:00 h.). Un rival de calidad, con correa y juventud, y eso de que han ascendido los Merlelanz, Sangalli o Capilla. El relevo está asegurado con el goledor Celorrio, el extremo internacional Roberto López o Zubimendi. Los fabriles se ubican quintos, con 4 puntos, en plena adaptación de su remozada plantilla y con los últimos fichajes, los delanteros David Toro (Cádiz) y el montenegrino Oliver Šarkic (Leeds), en la rampa de salida.

Por último, cierra el telón el Arenas ante el Racing en Santander (19:00 h.). Un envite entre dos históricos con cuatro puntos para los de Iván Ania y uno para los de Luaces, que tiene en talleres a Nacho Matador, su organizador y que no ha podido apuntarse sobre la bocina del mercado veraniego. En el lado local destacan los centrales vascos Olaortua y Óscar Gil, exportados desde Barakaldo y Bilbao Athletic, y el delantero vitoriano Jon Ander Pérez, desde la SD Amorebieta: «Ania es mucho más intenso en el banquillo, Etxebe era más relajado, más calmado», comenta Jon Ander sobre las diferencias entre ambos entrenadores, que destaca a los dos zagueros. «Ya me tocó el año pasado enfrentarme a ellos. Son muy buenos los dos, contundentes. Gil tiene una salida de balón muy buena y Olaortua es muy rápido en el corte, es muy intenso por arriba y por abajo», describe el ex delantero de Aurrera, Beasain y SD Amorebieta en un salto en su carrera. «No siento presión, es ilusión», desliza Jon Ander.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos