Tablas en el derbi de la Margen Derecha

Un lance del partido. /Luis Ángel Gómez
Un lance del partido. / Luis Ángel Gómez

La falta de acierto en los últimos metros penaliza a ambos equipos

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA/Leioa

Leioa y Arenas, sellaron tablas en el derbi de la Margen Derecha, marcado por la falta de acierto en el remate de ambos equipo. La primera parte fue de dominio visitante, generando ocasiones para inaugurar el marcador, pero sus arietes no contaron con la inspiración suficiente para batir a Iturrioz, el mejor de los locales, que plantearon este periodo sin la presión e intensidad que son el santo y seña de su juego. En la segunda, el juego se igualó en cuanto a ocasiones en las áreas, pero resultaron fuegos de artificio en un encuentro sin dominador claro.

El entrenador local varió dos de las piezas de sus esquemas para este encuentro dando entrada a Aguir y Crespo, por un lesionado Magdaleno y el sancionado Fran Sota. Por su parte, el técnico visitante Endika Bordas, realizó tres cambios respecto al encuentro de su debut la pasada jornada dando entrada Espinosa, Xeber y Uranga, en los puestos de Jordan, Azkue y Aitor Ramos.

0 Leioa

Iturrioz, Aguiar (Mera, m.53), Adrián Crespo, Aitor Córdoba, Mikel Fernández, Juaresti, Chirri, Garai, Yurrebaso, Egiluz (Cortés, m.73) y Luariz.

0 Arenas

Fid, Espinosa, Gayoso, González, Llerena, Matador, Xeber (Etxaniz, m.79), Uranga (Azkue, m.75), Dani López Ramos, m.64), Junior, Zamorano.

Árbitro:
Álvaro Alonso Prendes del Comité Asturiano. Amonestó por los locales a Córdoba, Crespo y Eguiluz; y por los visitantes a Gonzalo, Xeber, y Zamorano.
Incidencias:
Medio millar de espectadores en Sarriena.

El encuentro comenzó con muchos espacios por parte de ambos equipos, dejando que el esférico rodara sobre el tapete de Sarriena, sin tantas cautelas defensivas. Así, la primera oportunidad no tardó en llegar en una contra visitante pero Dani López dentró del área se trastabilló cuando se disponía a rematar en buena posición para batir a Iturrioz.

El siguiente acercamiento a portería rival también tuvo color rojinegro, en esta ocasión verde al vestir el Arenas su segunda equipación, en un disparo flojo de Xeber a las manos del guardameta local. Los de Bordas que se jugaban la tranquilidad en este encuentro se mostraban más activos en tareas ofensivas frente a un Leioa más contemplativo y menos presionante que en otras jornadas.

Pero sin duda, la ocasión más clara surgió a la media hora de encuentro, cuando le llegó un balón franco a Junior que, en vez de tirar a romper, apostó por intentar colocarlo pero le salió un flojo disparo sin mayor trascendencia. Por su parte, los azulgranas estiraron algo más sus líneas en el último tramo del primer periodo basando todo su peligro en saques de esquina llegando a botar nueve sin poner en apuros a Pablo Fid. A falta de cinco minutos para el descanso, Iturrioz se hizo grande para parar sendos lanzamientos de Junior y Dani López.

En la reanudación, El Arenas pudo adelantarse en el marcador en un saque de esquina rematado de cabeza por Uranga, pero su envío se marchó rozando la madera. Unos minutos después llegó la primera ocasión local de todo el encuentro. Luariz se adueño del balón dentro del área pero ante la imposibilidad de conectar un franco disparo, optó por ceder la pelota a Egiluz que la envío a las nubes.

Esta jugada dio alas a los locales llegando con más continuidad al área foránea como un disparo de Xeber o un remate de Luariz. En este tramo de la segunda parte se vivieron los mejores momentos azulgranas frente a un Arenas que se puso el buzo de trabajo para desbaratar cualquier atisbo de peligro. El esfuerzo físico pasó factura a ambos equipos, abriendo por completo el juego con más corazón que cabeza, sin fluidez ofensiva, si bien en el tiempo de descuento Ramos mandó un centro al área que Etxaniz remató fuera.