«Cada error nos cuesta un gol en contra», lamenta Lambea

El Correo

El técnico del Leioa reconoce que «pese a generar ocasiones, no estamos nada acertados de cara al gol»

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNALeioa

El técnico del Leioa, Jon Ander Lambea, no duda en poner la clave de la derrota frente al Tudelano, la tercera de manera consecutiva, en el hecho que «ellos se han puesto por delante muy pronto y ha condicionado mucho el desarrollo posterior», de un partido donde «ha habido de todo, tanto cosas positivas como negativas».

También la expulsión de Ibrahima, al poco de comenzar la segunda parte, ocasionó que el encuentro «cambiara radicalmente». En este sentido, apunta que «nos ha tocado arriesgar muchísimo y el esfuerzo con uno menos ha dado su fruto con el empate». Una alegría que «ha durado muy poco», al ver como tres minutos después los navarros volvían a ponerse por delante en el marcador, sin apenas margen para poder reaccionar.

En el debe de su equipo pone el «no haber estado acertado en los contraataques del rival», pero pese a las circunstancias adversas «hemos generado ocasiones y, en el primer tiempo, hemos tenido nuestras oportunidades para igualar», que hubieran podido cambiar el devenir del duelo.

Lambea asegura que «nos está tocando medirnos con rivales que se meten atrás y nosotros, pese a generar ocasiones, no estamos nada acertados de cara al gol». A ello se suma que cada error «nos cuesta un gol en contra». Pese a todo, el técnico azulgrana opta por quedarse con el «esfuerzo realizado por el grupo, demostrando que se puede confiar en él», siempre conscientes que «debemos mejorar algunas cosas y dar un pasito adelante».

En el devenir de las tres últimas jornadas saldadas con derrota «pones las cosas que hemos hecho bien y las que no, y la balanza es positiva a nuestro favor, pero los errores están siendo gol en contra», vuelve a insistir. A renglón seguido, reconoce que «la derrota es nuestra y de nadie más», si bien dejó en el aire cierto malestar por el arbitraje: «Ha habido faltas, tarjetas de todos los colores y decisiones que no han sido favorables»

Ahora, «tenemos que levantarnos, no queda otra. El grupo está dolorido, competimos en cada partido pero nos falta el acierto». Finalmente, lanzó un mensaje de optimismo: «Somos ambiciosos y queremos realizar una temporada bonita», sin perder la perspectiva que «ahora estamos en un bache que debemos saberlo llevar. Éramos conscientes que iba a llegar, pero en el próximo partido iremos a por todas como siempre lo hacemos», concluyó.