Una pobre primera parte condena al Leioa

Una pobre primera parte condena al Leioa

Los azulgranas consiguieron estrenar su cuenta goleadora gracias a Pradera y Cabral

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA/Leioa

El Leioa continúa sin dar con la tecla de la victoria y ya suman tres derrotas consecutivas que les mantienen como colista. En esta ocasión, regresaron de vacío de su visita al Valladolid Promesas, en un encuentro donde ofrecieron una pobre imagen durante el primer periodo, mejorando durante la segunda mitad pero no fue suficiente para, al menos, salvar un punto.

Los vallisoletanos comenzaron muy fuertes disponiendo de la primera oportunidad en un disparo a bocajarro a cargo de Miguel bien respondido por Iturrioz. En este arranque arrollador, Doncel estuvo cerca de inaugurar el marcador después de deshacerse de un defensor rival dentro del área, conectó un buen lanzamiento desviado con los pies por el guardameta azulgrana. Todo ello, en tan solo seis minutos de encuentro.

3 Valladolid B

Samu, Raúl, Alende, Oriol, Corral (Segura. M.78), Doncel, Kike Pérez, Zalazar (Jaime, m.70), Víctor, Miguel y Óscar (Castrillejo, m.46).

2 Leioa

Iturrioz, Morci (Ribeiro, m.16), Berasaluze, Iriondo, Yurrebaso: Madrazo, Baró (Pradera, m.46), Jon Iru, Ibargoien, Cabral y Egiluz

Goles:
1-0. M.15. Miguel de penalti. 2-0. M. 41. Doncel. 2-1. M.60. Pradera. 3-1. Miguel de penalti. 3-2. M.93. Cabral.
Árbitro:
Daniel Sánchez Meneses del Comité Madrileño. Amonestó por los locales a Alende y Pérez. Por los visitantes a Iru, Madrazo y Ribeiro.

El carrusel de ocasiones locales no cesaba como en el caso de Oriol que en buena situación, remató desviado o, de nuevo, Miguel que con todo a su favor se volvió a topar con un más que acertado Iturrioz, salvador de un conjunto leioztarra totalmente desarbolado. Este mismo delantero fue el protagonista del primer tanto del encuentro, al decretar el colegiado una pena máxima que él mismo se encargo de materializar desde los once metros.

Para colmo de males, Lambea se vio obligado a realizar un primer cambio no planeado al lesionarse Morcillo, dejando su sitio en el terreno de juego a Ribeiro. El tanto supuso un cambio de actitud en los vizcaínos más agresivos en sus acciones para impedir que los pucelanos pudieran desplegar su juego, que se saldaron con diversas amarillas. Al filo de la media hora de juego, los de Sarriena firmaron su primer disparo a portería rival a cargo de Iriondo, pero le salió desviado.

Mientras tanto, el filial vallisoletano continuó a lo suyo moviendo el balón con criterio frente a un Leioa a la contra que contó con una buena oportunidad para igualar en una 'cabalgada' de Cabral por la izquierda culminada con un centro para Yurrebaso que no atinó en el remate. Al filo del descanso, los locales aumentaron su ventaja gracias a un disparo de Doncel, culminando una jugada nacida de un error rival en la parcela ancha del campo.

En la reanudación, el encuentro continuó por los mismos derroteros con una clara ocasión local en un disparo de Kike Pérez, pero no acertó entre los tres palos. Por su parte, el conjunto foráneo intentó recortar diferencias en un saque de esquina botado por Ribeiro pero envió el esférico a las manos de Samu.

El Leioa mejoró sensiblemente su imagen durante el segundo periodo llegando con más fluidez, pero el peligro lo generaban los locales como un nuevo disparo de Miguel bien respondido por Iturrioz. Pradera llevó la esperanza a los suyos al aprovechar un rechace en el área para enviar el balón al fondo de la red.

Con el partido totalmente abierto, Cabral tuvo el empate en sus botas pero estrelló el esférico en el lateral de la red. Este mismo delantero azulgrana, se inventó un espectacular saque de esquina a la escuadra que Samu logró despejar con muchos apuros. Finalmente, Miguel, de nuevo desde el punto de penalti, volvió a batir desde los once metros a Iturrioz, mientras que Cabral, en tiempo de descuento, estableció el marcador definitivo.