Leioa y Real Sociedad B, dos rivales muy parejos

Leioa y Real Sociedad B, dos rivales muy parejos
Manu Cecilio

Ambos equipos intentarán en Sarriena revertir la mala dinámica de resultados

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNALeioa

A estas alturas del campeonato, la victoria se paga a precio de oro. Y si no que se lo digan a Leioa y Real Sociedad B, que llevan nueve y cuatro jornadas respectivamente sin sumar de tres en tres. Ambos se verán las caraseste sábado en Sarriena, en un encuentro crucial para el devenir de ambos equipos. En el caso de los txuriurdines, suman dos empates y dos derrotas consecutivas, frente Amorebieta y Gimnástica de Torrelavega. Los azulgranas arrancaron muy bien el presente año con tres victorias consecutivas pero, después de imponerse a domicilio al Calahorra, han enlazado cuatro derrotas y cinco empates, tres seguidos frente a U.D. Logroñés, Real Oviedo B y Gernika. Además, como locales llevan sin ganar cuatro partidos.

Todos estos números sitúan a los guipuzcoanos en la séptima posición con 43 puntos, uno más quelos leioztarras, dos plazas más abajo, con el Langreo entre medias. Más diferencia existe en la capacidad realizadora de uno y otro conjunto. El filial donostiarra suma cuarenta y dos tantos que le colocan en la cuarta plaza de los equipos más goleadores del grupo. Bien al contrario, los leioztarras han marcado diez menos.

Los guarismos se vuelven a igualar a la hora de recoger el esférico del fondo de sus porterías, puesto que ambos han encajado treinta y un goles. El máximo goleador azulgrana es Yurrebaso, con ocho dianas, una más que el ariete donostiarra Roberto, seguido de su compañero Thior, con seis tantos en su zurrón.

El entrenador de los de Zubieta, Aitor Zulaika, cuenta con una plantilla compuesta por veintidós jugadores en la que, fiel a su espíritu de filial y formativo, diecinueve de sus efectivos pertenecen a la cantera. Tampoco han dudado en reforzarse en el mercado internacional con los fichajes del portero ecuatoriano Moisés Ramírez, el central francés Robin Le Normand y su compatriota, el extremo izquierdo Näis Djouahra.