El Izarra hurga en la herida del Leioa

Los jugadores del Leioa y el CD Izarra, en el terreno de juego./CD Izarra
Los jugadores del Leioa y el CD Izarra, en el terreno de juego. / CD Izarra

Dos penas máximas condenan a los azulgranas en Merkatondoa

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA/Leioa

El Leioa regresó de vacío de su visita al estadio de Merkatondoa, donde los locales se impusieron gracias a dos penaltis marcados por Toni García. Este resultado sumado a la derrota en la primera jornada, condenan a los azulgranas a la última plaza de la clasificación sin puntos en su casillero. Respecto al desarrollo del encuentro, este deparó una primera parte muy trabada y aburrida sin apenas ocasiones en las áreas, un panorama que cambió con el primer tanto navarro, toda vez que los visitantes dieron un paso adelante en busca de la igualada, deparando un juego más abierto con idas y venidas en ambas áreas.

De inicio, el encuentro comenzó muy denso y trabado sin ningún artificio futbolístico, con una propuesta de envíos en largo y continuas faltas para cortar cualquier circulación del esférico. Las ocasiones en los primeros compases del choque brillaron por su ausencia toda vez que fueron meros de artificio en forma de jugadas de estrategia como saques de falta lejanos que no inquietaron a los guardametas.

2 Izarra

Alex, Cabrera, Mastresalas, Hinojosa, Laborda, Ardanaz (Valdo, m.67), Eguaras, Pablo Ruiz, Toni García, Mikel (Borja, m. 82), y Ruper (Cisneros, m.33).

0 Leioa

Iturrioz, Morcillo, Berasaluce, Vega, Monje (Cabral, m. 68), Iriondo, Yurrebaso, Madrazo, Baró, Ribeiro y Egiluz (Guijarro, m. 84).

Goles:
1-0. M. 72. Toni García de penalti. 2-0. M.90. Toni García de penalti.
Árbitro:
Néstor Holgueras Castellanos del Comité Castellano-Leonés. Amonestó por los locales a Pablo Ruiz, Cabrera, Valdo e Hinojosa. Por los visitantes a Berasaluce, Eguiluz y Baró. Expulsó por roja directa a Vega, jugador del Leioa, en el minuto 89.
Incidencias:
Minuto de silencio por el fallecimiento de Xana, hija del exseleccionador nacional Luis Enrique.

Con el paso de los minutos, el equipo dirigido por Jon Ander Lambea, comenzó a disponer de más posesión llegando con algo más de fluidez a las inmediaciones de la portería defendida por Alez, pero sin generar peligro real, salvo un buen centro de Madrazo que llegó a Egiluz, pero su testarazo salió desviado.

La respuesta no tardó en llegar en forma de saque de esquina de Ardanaz centrando el esférico a Ruper, que remató franco pero el balón se marchó rozando el poste después de pegar en un defensa azulgrana. Los locales volvieron a mostrar su peligro a balón parado en una nueva falta rematada por Ruper, pero se topó con un atento Urtzi Iturrioz, capaz de blocar el lanzamiento.

Unos minutos después, el delantero blanquiazul tuvo que abandonar el terreno de juego por problemas musculares cediendo su sitio a Cisneros. Estas dos oportunidades entonaron a los de Estella, igualando la posesión con los leioztarras. El tramo final del primer tiempo, fue más de lo mismo mucha lucha y brega pero sin reflejo en el marcador.

En la reanudación, el guion del encuentro no cambió ni un punto, con los dos conjuntos pugnando cada balón con muchas interrupciones y pérdidas de la pelota. Como no podía ser de otra manera, la primera oportunidad de esta segunda parte llegó en un contraataque protagonizado por el local Laborda pero dentro del área se quedó sin fuerzas para cederlo en condiciones consiguiendo un defensor leioztarra despejar el centro.

Los locales se entonaron algo más intentando dar más continuidad a sus acciones a base de combinaciones rápidamente cortadas por los foráneos. Esta apuesta por mover la pelota obligó a los de Jon Ander Lambea, a dar un paso atrás a la espera de poder sorprender en algún contraataque. Esta apuesta del Izarra por jugar a ras de hierba obtuvo su recompensa en forma de pena máxima, al sancionar el colegiado un derribo de Hinojosa, dentro del área azulgrana. Tony fue el encargado de batir a Iturrioz desde los once metros.

Los visitantes obligados por las adversas circunstancias dieron un paso adelante y a punto estuvieron de lograr la igualada en un disparo lejano de Cabral bien atajado por el guardameta navarro. Con todo en contra, se vivieron los mejores momentos del encuentro con los dos equipos volcados en ataque. El Leioa puso a prueba en diversas ocasiones a un buen Alex capaz de solventar con oficio cualquier peligro. Al filo del final, los navarros sentenciaron el marcado de nuevo desde el punto de penalti, donde volvió atinar Toni García.