La fortuna es esquiva con el Leioa

Un lance del choque de Sarriena. /Luis Ángel Gómez
Un lance del choque de Sarriena. / Luis Ángel Gómez

Los azulgranas disputaron gran parte de la segunda mitad en inferioridad numérica

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA/Leioa

El Leioa no fue capaz de dar con la tecla de la victoria al perder frente al Tudelano, en la que supone la tercera derrota consecutiva que lastra un poco la magnífica trayectoria de los azulgranas y pone en peligro la quinta posición que ocupan actualmente. El encuentro estuvo condicionado por el tempranero tanto de los navarros, que sentó como un jarro de agua fría a los locales, incapaces de generar peligro real en la primera parte. En la reanudación, mejoraron muy mucho sus prestaciones pese a quedarse con un efectivo menos, llegando a igualar en los instantes finales. Sin embargo, la alegría duró apenas tres minutos, cuando Adán sentenció el marcador.

Sin tiempo para asentarse sobre el terreno de juego, el marcador se torció para los locales cuando nada más sacar de centro el Tudelano, Adán se marchó por banda izquierda cediendo el esférico a Gabarre, que sin ninguna oposición y con la complicidad del poste, acabó batiendo a Iturrioz. Esta jugada fue el mejor reflejo de un arranque de encuentro eléctrico, con los dos equipos volcados en tareas ofensivas, con algo más de posesión azulgrana.

1 Leioa

Iturrioz, Mikel Fernández (Iru, m.57), Crespo, Córdoba, Juaresti (Luariz, m.70), Mera (Jorge, m.60), Chirri, Garai, Yurrebaso, Sota e Ibrahima

2 Tudelano

Pagola, Delgado, Diego Royo (Areñano, m.59), Meseguer, Lalaguna, Rúper, Adán, Ardanaz (Navarro, m81), Toni Gabarre, Víctor Bravo, y David Soto (Zamorano, m.74).

Árbitro:
Josué Barrera Santana del Comité Tinerfeño. Amonestó por los locales a Mikel Fernández, Iru, Yurrebaso y Sota.Por los visitantes a Ardanaz, Delgado, Zamorano, Adán, Meseger y Víctor Bravo. También, expulsó al azulgrana Ibrahima, por doble amarilla en el minuto 51.
Incidencias:
Minuto de silencio y diversos actos en recurdo del presidente de Honor del Leioa, José Ignacio Azkueta, fallecido recientemente.
Goles:
0-1. M.1. Gabarre. 1-1. M.80. Crespo. M.83. Adán

El mayor dominio de los locales se tradujo en un monólogo de llegadas con cierto peligro, como un remate de cabeza de Crespo, pero le salió muy cruzado. Los navarros volvieron a dar buena muestra de su peligro al contrataque en una jugada protagonizada por Gabarre y Ardanaz, que conectó un disparo a la madera.

Esta jugada dio alas a la escuadra dirigida por Lumbreras, que se hizo con la posesión del esférico ante un Leioa descentrado e inseguro en retaguardia, cometiendo muchos errores que no pasaron desapercibidos para los foráneos. Los navarros dispusieron de otra buena ocasión para ampliar su ventaja en un libre direto botado por Bravo, que se marchó rozando la base del poste.

Hubo que esperar hasta la media hora de juego para ver la ocasión más clara de los leioztarras en un duro y colocado disparo de Ibrahima, despejado con una buena intervención de Pagola, cuando la parroquia local ya cantaba el empate. El guion no cambió en el tramo final de este periodo, con los azulgranas recuperando la iniciativa del juego pero sin el acierto necesario para culminar con éxito sus ocasiones.

Tras el obligado paso por vestuarios, el horizonte se eclipsó un poco más para los locales al quedarse en inferioridad numérica por la expulsión de un brioso Ibrahima, que vio la segunda amarilla por usar en exceso los brazos en un salto. Esta acción obligó a Lambea a mover fichas para recomponer su ataque, dando entrada a Iru.

Con todo el viento en contra, los azulgranas apelaron a la heroica para, al menos, salvar un punto, llegando a encerrar en su parcela del campo al rival, que estaba totalmente replegado a la espera de enlazar una contra para cerrar el partido. Algo que a punto estuvieron de conseguirlo en un disparo de Ardanaz, pero se topó con un gran Iturrioz, capaz de mantener vivos a los suyos.

La respuesta local no tardó en llegar en un ajustado disparo de Chirri, bien respondido por el guardameta contrario. Saques de esquina, disparos desde fuera del área, centros por las bandas, todo era válido para lograr una igualada que se resistía en llegar. Finalmente, la ambición leioztarra obtuvo su premio en una falta sacada por Sota al corazón del área, donde un atento Crespo atinó a conectar un remate imparable.

La alegría duró tan solo tres minutos. De nuevo en una jugada de estrategia culminada por Adán, los visitantes volvieron a adelantarse. Los úitmos instantes del encuentro fueron de alto voltaje, pero sin más sobresaltos.