«El equipo ha vuelto a competir», se felicita Lambea

El Correo

F. R. CAMPOLeioa

Encadenaba el Leioa este pasado sábado en el derbi de Urbieta la séptima jornada sin conocer la victoria. Una mala racha que ha hecho a los de Jon Ander Lambea perder algo de terreno sobre la zona noble de la clasificación, aunque aún se mantiene en plena pelea por otras metas, como puede ser colarse en Copa. Tercer empate, segundo sin goles, para los azulgranas en este periodo de competición en el que su rendimiento no es el mismo que en la primera vuelta. Tres puntos sobre 21 posibles. Aunque las sensaciones que quedaron en el feudo gernikarra son mejores que las vistas partidos atrás. «Es un encuentro para sacar conclusiones muy positivas porque, al margen del resultado y al margen de los goles o no goles, el equipo ha vuelto a competir, a dar sensación de sobriedad», se congratulaba el míster.

El Leioa salió firme en sus planteamientos al terreno de juego foral y mostró una imagen consistente ante las insistentes acometidas de los locales. «Es un campo que no te permite desconcentrarte, no te permite dejar dos metros al rival. Cualquier error penaliza mucho. Hemos sabido sufrir en un partido donde sabíamos que nos iban a apretar», destacaba Lambea, que insistía en que «tanto ellos como nosotros hemos competido al máximo. No se puede achacar nada a nadie».

Para el técnico de los leioztarras, el empate final fue un marcador justo, pero por encima de eso «le damos un valor enorme a este punto porque creo que las sensaciones vuelven a ser buenas». «Ha sido un partido para decir que de nuevo competimos, que volvemos a estar aquí, que seguimos peleando y que queremos seguir disputando lo que nos queda y ver hasta dónde podemos llegar», proclamaba el titular del banquillo de Sarriena.

Sobre el desarrollo en sí del derbi ante el Gernika, Lambea indica que «sabíamos a dónde veníamos, las dinámicas de los dos equipos proponían un juego más físico, de igualdad, de evitar errores. Y creo que se ha dado eso». «Hemos sabido contener a un rival que en su campo es muy peligroso, hemos sabido estar altos, hemos sabido bajar, hemos sufrido sus avalanchas, sobre todo en el juego aéreo», relata al técnico azulgrana. «Si alguno de los dos se hubiera puesto por delante, el partido hubiera variado bastante, pero ante una situación de igualdad, creo que los dos hemos intentado seguir manteniendo la portería a cero, y sobre todo ser contundentes en el propio área», agregaba.

«Ellos tenían que ir a por la victoria en casa. Nosotros hemos entendido que no podíamos equivocarnos en permitir mucho juego a ellos. Les hemos dado campo pero no les hemos dado opciones. En nuestras contras, no hemos terminado de dar ese último pase bueno, pero entendíamos que teníamos que encarar el partido así», asevera Lambea, en relación al firme planteamiento mostrado en Urbieta. «En ataque, hemos trabajado con balones a la espalda, a los extremos, situaciones de segunda línea... Dentro de lo que es un partido muy rocoso e igualado, donde no se genera mucho juego, sí que hemos tenido nuestras opciones y hemos sabido frenar las del contrario», se felicitaba.

«No podemos permitirnos no competir. El Leioa tiene que competir siempre. Y a partir de ahí tendremos opciones de resultados positivos», lanzaba Lambea, insistiendo siempre sobre la misma consigna. «El equipo, durante toda la temporada, ha dado un gran nivel. Creo que ese aspecto todo el mundo lo puede valorar. Cuando las cosas no van bien, entendemos que hay que apoyar al equipo», deslizaba.