«Es el momento de creer en el equipo», proclama Arrondo

FERNANDO ROMEROGernika

Un punto de seis posibles es el escaso balance logrado por el Gernika en los dos encuentros disputados de forma consecutiva en Urbieta. Dos choques en los que se confiaba para dar un volantazo a la delicada situación del equipo, que sigue metido de pleno en la lucha por eludir la zona caliente. «Es un momento jodido, porque teníamos dos partidos en casa donde teníamos muchas esperanzas puestas. Hemos hecho un partido de no perder, y lo hemos perdido; y hemos hecho un partido de ganar, y lo hemos empatado. Te vas con un punto de seis, que es escaso para los méritos que hemos hechos. Pero los méritos se reflejan con los goles. Y si no metes…», reseñaba Urtzi Arrondo tras el duelo ante el Langreo. «Es el momento de creer en el equipo», proclamaba.

Sobre el encuentro ante los asturianos, el técnico blanquinegro comentó que fue «del tipo a los muchos de los que hemos tenido en casa, sobre todo a principio de temporada, que hacías una valoración a puntos y probablemente merecías ganar. Al final, te vas con pena, por esa sensación general que deja el partido».

Una vez más, al Gernika le tocaba ir a remolque en el marcador, tras un tempranero tanto del Langreo que nació en un saque de banda cerca de la frontal. «El inicio ha sido malo… un acierto de ellos, nosotros no lo hemos defendido bien...», lamentaba el preparador. «Hay que saber que esto no es la jornada uno, tienes la clasificación que pesa. Ir perdiendo cuando has perdido el anterior partido en casa también es difícil», añadía. «Pero el equipo ha reaccionado bien, hemos tenido ocasiones, nos han anulado un gol… En la segunda parte hemos tenido más control. Hemos empatado y hemos tenido ocasiones para meter más», relataba.

«Tras el descanso, el equipo ha salido mentalmente bien, a por el partido. Lo veíamos claro, que si ellos no metían el segundo, íbamos a estar vivos. Y hemos estado bien, hemos podido empatar, después hemos tenido minutos buenos con ocasiones buenas. Y sabíamos que teníamos un arreón final, pero nada, está de que no tenemos esa satisfacción de marcar al final», proseguía Arrondo.

«Cuando la distancia es tan pequeña y se decide por un gol… Equipos que han tenido apenas una ocasión, que puedan ganar un partido… En este caso, a los puntos hubiéramos merecido ganar. Pero no es un deporte de puntos, es un deporte de goles. Tenemos el punto que nos hemos merecido en 95 minutos. Y ahora, a ir a Gijón a intentar ganar e intentar salir de esos puestos de descenso», lanzaba el técnico del Gernika.

A pesar de la derrota, hubo una buena noticia en el partido, el regreso de Imanol Etxabe tras su lesión. «Es un jugador importante, se ha perdido muchos partidos. Es importante para nosotros, vamos recuperando efectivos», indicaba Urtzi Arrondo. Asimismo, mandó un mensaje de ánimo al guardameta Altamira, que deberá operarse del hombro por unos problemas que «le hacían llevar ya dos meses renqueante, con un tratamiento conservador. Pero ahora deberá pasar por el quirófano, y siendo portero, dirá probablemente adiós a la temporada».

 

Fotos

Vídeos