El meta Diego Carrio regresa al Gernika

Carrio posa junto al presidente del Gernika, Koldo Zabala/Gernika Club
Carrio posa junto al presidente del Gernika, Koldo Zabala / Gernika Club

El cancerbero llega para cubrir la baja por lesión de Jon Altamira, que pasará por quirófano el próximo 19 de febrero

FERNANDO ROMEROGernika

El Gernika tiene ya su primer refuerzo de este mercado invernal, una incorporación en cierta medida obligada por la lesión del guardameta Altamira, que deberá pasar por quirófano el próximo 19 de enero para someterse a una artroscopia y solucionar los problemas en su hombro derecho. El elegido para cubrir ese hueco en la plantilla foral es Diego Carrio, que de este modo regresa libre al club blanquinegro tras haber salido el pasado verano hacia el Arenas junto con Jabi Luaces. Aunque será un viaje de ida y vuelta, puesto que Carrio regresará a Gobela al término de la presente temporada.

«Yo conozco bien al Gernika. Es prácticamente el mismo equipo del año pasado, y estoy convencido de que van a salir de ahí», señalaba Carrio en una entrevista concedida a este periódico a finales de noviembre con motivo del derbi que enfrentó entonces a Arenas y Gernika. Un pensamiento en el que «me reafirmo al cien por cien». «Se está viendo que la cosa se empieza a comprimir, porque los de abajo van puntuando, y los que están en zona tranquila empiezan a verle las orejas al lobo. Así que ahora mucho más convencido. Y eso que antes no tenía ninguna duda», añade el meta alavés. «Se ha dado esta posibilidad de ayudar a Gernika, y encantado de hacerlo. Como también estoy encantado de poder volver después al Arenas, un sitio donde he estado súper a gusto, me han tratado muy bien. Así que doblemente feliz», desliza.

Carrio, de 23 años y 1,81m., ha disputado doce partidos en el presente curso defendiendo la portería rojinegra, completando poco más de mil minutos de juego en los que ha encajado trece goles. La lesión de su compañero Txemi Talledo en el transcurso del choque contra el Real Unión en la novena jornada le abrió el paso hacia la titularidad bajo el arco arenero. Sin embargo, los cambios promovidos por Luaces en la portería en las últimas semanas le han dejado fuera de las dos últimas convocatorias.

En su etapa anterior en el Gernika, con el que firmó por una campaña, Diego Carrio llegó a disputar un total de 25 encuentros en los que encajó 24 goles. Con anterioridad, el guardameta formado en la cantera del Deportivo Alavés, militó en el Haro durante la 2015/2016, llegando a disputar el play-off de ascenso, y la temporada siguiente lo hizo en el Colunga asturiano. Ahora regresa al Gernika apenas unos meses después de su salida para competir por la portería con Juanjo Garrantxo, meta cedido por la Real Sociedad a los forales. «Es un portero que lo está haciendo muy bien. Yo vengo para sumar y para lo que el míster decida. La competencia entre porteros siempre es más difícil que en otros puestos, que pueden tener más minutos. No obstante, yo siempre trato de aportar tanto dentro como fuera del campo», afirma Carrio. «El entrenador tiene que probar y luego elige al que más se ajuste a lo que él quiera o necesite. Muy a su pesar, que parece que siempre son los malos. Pero tienen que decidir, y seguro que les cuesta», apostilla.

«Tengo unas ganas tremendas de volver a ver a todos en Gernika y disfrutar del ambiente de Urbieta. Hay que ir a tope, estoy seguro de que vamos a salir de esa situación», asevera Diego Carrio convencido, al mismo tiempo que lanza un mensaje para el Arenas y su afición: «Gracias por esta media temporada. Es un hasta luego, nos veremos muy pronto».