«Es importante que haya más equipos metidos en esa lucha por abajo», señala Arrondo

El Correo

FERNANDO ROMEROGernika

Con la sensación del trabajo bien hecho y, esta vez sí, con la satisfacción de haber conseguido el triunfo en Urbieta después de tres encuentros sin hacerlo, Urtzi Arrondo destacó la importancia del triunfo de este domingo ante el Calahorra. «Habíamos empezado el año con esos dos partidos en casa sin poder ganar, habiendo hecho partidos serios. Después del empate del otro día en Gijón, habiendo hecho otro buen partido, era fundamental sumar tres puntos viendo cómo se estaba poniendo la clasificación», comentaba el técnico.

Un triunfo que mantiene al Gernika en la posición de play-out pero que le sirve al grupo para acercarse un poco más a equipos precedentes. «Vemos cómo está todo de apretado. Es importante que haya equipos que parecía que estaban tranquilos y que se están metiendo en la guerra, como puede ser el Calahorra, el Arenas, el Izarra... Cuantos más estemos, mejor», aseguraba. En este mismo sentido, el de Beasain señalaba que «cuando están solo cinco, es jodido. Ahora que hay siete u ocho, con equipos que han estado tranquilos, que no están en esta competición por abajo, cuando entran ahí es jodido». «Llevamos un año jodido, jugando finales casi dese septiembre, pero el equipo es muy constante en el trabajo, en los partidos… Nosotros llevamos desde septiembre con esta pelea. El equipo está dando la cara, no ha perdido dos partidos seguidos todavía. Y seguro que vamos a seguir dando la cara», señalaba orgulloso.

Del desarrollo del encuentro, resaltó que «el inicio ha sido bastante incómodo. Ellos han venido a jugar más directo, con dos delanteros. Hemos visto en la alineación cómo iban a jugar, no hemos ajustado bien, nos han creado problemas en esa última línea y así ha venido el gol, en un centro lateral». Afortunadamente, el Gernika reaccionó bien a ese tanto y «después del 1-0, el equipo se ha librado de la presión y hemos tenido una fase final de la primera parte que nos ha empujado para la segunda. Haber empatado antes del descanso nos ha dado ese plus para salir a por el partido. Ellos, al contrario, han visto el partido que lo teníamos controlado y se han venido un poco abajo».

En la segunda parte, «el Calahorra nos ha dado más espacio para jugar y hemos metido tres buenos goles», comentaba Urtzi Arrondo. Primera vez, por cierto, que el Gernika logra anotar tres goles en un mismo partido. «Sí habíamos marcado dos en algunos encuentros, pocos también, pero lo importante es seguir con esa dinámica que nos la cortó el Barakaldo», comentó

A los forales les ha acompañado en este encuentro esa dosis de fortuna, o de acierto, que no ha tenido días atrás, cuando las cosas se torcían en los momentos más inesperados: «Hemos tenido esa inercia que no solíamos tener en los partidos de tener algo de cara. Hoy metes los goles de falta, luego un buen gol, el tercero. En la segunda parte apenas hemos pasado apuros. Y en el transcurso del partido, quitando la incomodidad de la primera parte, tampoco nos han generado ocasiones claras. Y eso es importante también, seguir con esa dinámica defensiva de solidaridad de todo el equipo».

Sobre el bigoleador y gran protagonista del encuentro por sus dos golazos de falta, Gorka Larruzea, Arrondo quiso destacar que lógicamente «está muy contento». «Él ensaya todas las semanas, ayer incluso también lo ensayamos. Tiene muy buen golpeo. Cuando metes uno, el segundo suele estar más cerca por el nivel de confianza. Ha sido excepcional. En estos momentos, felices todos», concluía.